El Deportivo Córdoba, con ganas en el tercio final

Marixu, en un partido del Deportivo Córdoba en Vista Alegre | ÁLEX GALLEGOS

Como si de una etapa ciclista se tratase, en el grupo III de Segunda se ha formado un grupo de seis escapados en la parte alta de la clasificación, de donde saldrán presumiblemente los tres equipos que disputen la fase de ascenso a la máxima categoría. Gracias a su último triunfo frente a El Ejido (7-0), el Deportivo Córdoba Cajasur consiguió no descolgarse y afronta el último tercio del campeonato en quinta posición, a cinco puntos de ese deseado play off.

La capitana cajista, Marixu Romero, reconoce que el de El Ejido “era un partido que se pensaba que podía suponer un punto de inflexión”. “Veníamos de dos derrotas muy duras, sobre todo la última ante el Roldán (0-3), ya que, aunque fue por menos diferencia de goles, el equipo no jugó como solía ni se encontraba bien anímicamente, y la verdad es que este partido frente a El Ejido nos ha venido muy bien para recuperar esas ganas que quizá se habían perdido en los últimos encuentros”, explica. “Jugamos muy bien este pasado sábado desde el principio hasta el final aunque en la segunda parte aflojáramos un poco, pero no dejamos de competir, que al final es lo importante”, añade.

A diferencia de la pasada campaña, la 9 cordobesa está teniendo un papel más asistente que goleador, tal y como ella asegura, y es que “este año no se está desarrollando como la pasada temporada individualmente en cuanto a goles”. “Yo al final el reto que me marco es jugar bien, estar cómoda en la pista y cuanto más pueda ayudar, mejor”, señala en este sentido. “El objetivo es ganar cada fin de semana y, como digo, yo trato de sentirme a gusto, disfrutar de cada vez más minutos y, en definitiva, aportar al equipo todo lo bueno que pueda”, agrega.

La siguiente cita para el conjunto de Juanma Cubero será ante un rival directo como el Guadalcacín, un choque que Marixu define como “vital, de los más importantes que se pueden tener en esta recta final de campeonato que queda”. “Espero un encuentro muy complicado, además con un picante especial, ya que aquí en casa en la primera vuelta les ganamos por un abultado 9-1”, prosigue. “Ellas cuentan con todas sus jugadoras disponibles, más refuerzos importantes que han hecho, y seguro que nos plantean un partido muy duro, pero yo confío en mi equipo y creo que podemos ganar y traernos otra victoria”, indica la jugadora cajista.

En referencia a ese 9-1 de la primera vuelta, Marixu no cree que se vaya a parecer en nada el partido de este sábado, ya que “en el choque de ida disputado en el Guadalquivir a ellas les faltaban algunas jugadoras importantes”. “También creo que al Guadalcacín el factor cancha le va a venir muy bien porque en su pista el pabellón aprieta mucho, con las gradas pegadas al campo prácticamente, su afición seguro que acude al encuentro, y como he recalcado, contarán con todas sus jugadoras disponibles y será un partido muy complicado”, zanja.

Etiquetas
stats