Deberes hechos y por hacer

Real Murcia - Córdoba (0-1) en el Enrique Roca | LOF

Un gran punto de partida para un camino inexplorado. La andadura de Pablo Alfaro como técnico del Córdoba CF empezó de la mejor de las maneras, con una victoria sufrida en el Enrique Roca ante el Real Murcia, con un gol de un delantero, Willy, que buscaba buenas sensaciones como el comer y, sobre todo, con la portería a cero. A pesar de haber cosechado buenas sensaciones en el primer choque del técnico maño al frente de la nave blanquiverde, hay tareas pendientes aún en la libreta de notas, aún con pocos detalles tras solo una semana en el cuadro cordobesista de Alfaro.

Lo principal es la victoria. De eso, al menos, no cabe ningún atisbo de duda. El equipo no ganaba desde que lo hiciera en la segunda fecha ante el Yeclano Deportivo (1-3), actual colista del Grupo IV-B de la Segunda División B. Sin embargo, no ganaba a domicilio sin echar el candado a su portería desde el 9 de febrero. En esa ocasión, un gol también de cabeza decidió la contienda, al igual que Willy ante el Real Murcia, y fue el de Djetei en el Nuevo Vivero de Badajoz. En un gran desplazamiento de la afición del Córdoba para acompañar en tierras extremeñas, el central camerunés se impuso por alto a la salida de un córner y dio los tres puntos a su equipo. Al igual que en el partido en el coliseo pacense, no se dispuso de muchas ocasiones pero se materializó la que se tenía que materializar. Los chispazos que se demandan al equipo -al igual que el penalti detenido por Becerra- aparecieron en el Enrique Roca como agua de mayo.

Fruto del poco tiempo que lleva en el cargo, Pablo Alfaro aún no ha podido concretar demasiado las líneas más profundas de su idea de juego. De hecho, comentó tras el encuentro ante el Murcia que “había momentos en los que tenía tantas ganas de hacer modificaciones tácticas pero, sin haberlas entrenado, me tenía que meter la lengua donde no podía. No le puedo decir a mi jugador que haga algo si no se lo he dicho previamente”. Así, el entrenador zaragozano dispondrá de su primera semana completa de entrenamientos organizada por su cuerpo técnico. Con algo parecido a un 4-3-3 que dispuso sobre el tapete del Enrique Roca, con Del Moral, Javi Flores y Mario Ortiz como presuntos intocables-, se echó de menos algo más de claridad en la primera parte, con un Córdoba algo más atascado en la creación y dejando que el Real Murcia tomara la iniciativa. Las concesiones en defensa fueron evidentes aunque no se transformaran en tantos de la escuadra de Adrián Hernández; pequeños detalles que alguna vez podrán valer caros. La pena máxima que finalmente detuvo Becerra y la falta a media distancia de la portería en el descuento del partido se decantaron finalmente a favor del lado cordobesista.

En cuanto al ataque, Pablo Alfaro dispone, por el momento, de las mismas bazas de las que disponía Juan Sabas, aunque aprovecharlas al máximo, exprimir su jugo y encomendarles tareas que sepan rentabilizarlas al servicio del equipo será de los primeros asuntos a abordar en su cargo. Willy Ledesma, que anotó su segundo gol con la camiseta del Córdoba, estaba falto tanto de anotaciones como de minutos como titular y salió de la partida con la confianza de Alfaro, tampoco muy amigo de onces aprendidos de memoria. El ariete de Torremejía aprovechó prácticamente la única oportunidad que tuvo -con Moutinho asistiendo- para introducir el balón en la portería. Más tarde, Piovaccari desaprovechó un mano a mano frente al meta del Murcia y se necesitará a un italiano que recobre su 'sentido arácnido' para el gol.

Con la incógnita aún de Alberto Salido, que sigue sin debutar con la camiseta blanquiverde, la segunda línea se antoja fundamental para sumar más goles a favor dadas las circunstancias y las estadísticas de las referencias ofensivas. Así, en un principio, habrá oportunidades para todos, aunque habrá que ganárselas, como ha repetido en varias ocasiones Pablo Alfaro en sus tres comparecencias de prensa. Los delanteros no son los únicos encargados del gol y, por ello, los extremos, interiores o mediapuntas tendrán que dar un paso adelante para apoyar las cifras anotadoras en la búsqueda del ascenso.

Etiquetas
stats