Hasta el curso que viene: el Maristas se despide en la Final Four

.

El Deza Maristas Córdoba 75 no peleará por una plaza en la Liga Femenina 2. Las colegiales cedieron en el choque por el tercer puesto -el último que daba acceso a la siguiente fase- en la Fina Four de la N1 Liga Nacional Femenina frente al Beiman Baloncesto Sevilla (72-54), por lo que ponen punto y final a su temporada. No lo tenía fácil el conjunto dirigido por Eduardo Burgos, que sí que mejoró su imagen en el tramo final de la fase regular, logrando colarse un año más entre los cuatro mejores del panorama autonómico. Así, las rojillas certificaron su clasificación al play off con solvencia, aunque mostrándose un escalón por debajo precisamente de las adversarias con las que se ha encontrado en la ronda decisiva.

Las cordobesas fueron superando eliminatorias sin mostrar apenas atisbos de debilidad, haciendo gala del excelente trabajo de cantera que se desarrolla en las pistas del Colegio Cervantes. Eso sí, la diferencia de plantilla con respecto a los otros tres participantes en el torneo en suelo malagueño era notoria, pues todos -salvo el Maristas- contaban con jugadoras norteamericanas, las cuales terminan marcando claramente un salto de nivel competitivo. Pese a todo, y tal y como afirmaba el propio entrenador cordobés durante los días previos, la ilusión era “máxima” y “eso nadie nos lo puede quitar”.

Pero el primer golpe llegó ante el CAB Estepona (62-31), anfitrión de la cita, por lo que el objetivo real estaba en superar al conjunto sevillano en la pelea por el bronce, que además supondría billete directo para la fase de promoción. Tampoco hubo suerte, pues el Beiman se mostró superior desde el principio, imponiendo un ritmo de juego más alto, que se reflejó en una brecha que hizo mella ya desde los primeros 10 minutos (21-9). Poco pudieron hacer las de Burgos, que se encomendaron al acierto ofensivo de la joven Carla Torrubia, flamante campeona de Andalucía júnior (siendo además nombrada mejor jugadora), que se fue hasta los 12 puntos y 11 rebotes para maquillar el resultado final de 72-54. Una caída que obliga a despedir el curso al Maristas, aunque un año más con la condición de haber sido el representante provincial que más lejos ha llegado en sus objetivos.

Etiquetas
stats