De las Cuevas entra en enfermería y Xavi Molina la abandona

Córdoba - Lorca Deportiva en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

Todo un día de contrastes es este miércoles. Casi al tiempo de que el entrenador tiene una buena noticia recibe una realmente mala. Así es el destino, caprichoso y a veces, incluso, malévolo. La mayor relevancia lo obtiene quizá la información negativa porque supone perder a una de las piezas claves del vestuario. El Córdoba, por ir al grano, se queda sin Miguel de las Cuevas durante un mes. Se trata sólo de una aproximación en relación a su lesión: está confirmada la rotura muscular durante el duelo con el Lorca Deportiva del pasado domingo. Como contrapunto, el conjunto blanquiverde recupera, o eso parece, a Xavi Molina. Porque el tarraconense, al fin, se reincorpora al trabajo de grupo mientras el preparador califal, Juan Sabas, aguarda la evolución de otros tres futbolistas: Djakaridja Traoré, Jesús  Álvaro y Carlos Valverde.

Por partes, las alarmas se encendieron el domingo cuando Miguel de las Cuevas fue sustituido en el choque con el Lorca Deportiva con claros gestos de dolor. El atacante se marchó con aplicación de hielo en una de sus piernas y minutos después, en sala de prensa, el entrenador del Córdoba abrió la puerta a una posible lesión de gravedad media. Los pronósticos, los peores pero no los más desfavorables, se cumplieron tras las pertinentes pruebas médicas a las que fue sometido el alicantino. Porque el medio centro, o más bien futbolista de tres cuartos, “sufre una rotura de grado 1 en el bíceps femoral de su pierna derecha”. “El media punta permanecerá entre dos y tres semanas apartado de los terrenos de juego”, añadió el club.

La confirmación de su lesión, que procuraron adelantar en una especie de contrarreloj informativa los medios cordobeses, se produjo horas después de que Juan Sabas recibiera una noticia muy positiva. Ésta no es otra que la recuperación, al menos en teoría, de Xavi Molina, lesionado durante el último período de pretemporada. El pivote, que también puede actuar de central, se reintegró en el grupo en la vuelta del cuadro califal en su vuelta al trabajo. Aunque a un ritmo progresivo en su avance, el tarraconense participó en la sesión como uno más e incluso dio muestras claras de recuperación con golpeo de balón. Distintas son las circunstancias en los casos de Djakaridja Traoré, Jesús Álvaro y Carlos Valverde, que pisaron el verde de la Ciudad Deportiva pero todavía en ejercicios en solitario.

Etiquetas
stats