Cristian Ramos y su “punto final” a una dura lesión

Cristian Ramos, en el duelo con el Jimbee Cartagena | CÓRDOBA PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

Un contratiempo muy duro de vivir. Los deportistas, en general, deben luchar día a día con problemas para seguir desarrollando su carrera ya sea en fútbol, baloncesto, balonmano o natación. A veces muchas personas que son aptas para cualquier deporte tienen que apartarse porque una dolencia o una rotura importante les hace ser inoperantes para la práctica deportiva. Otros, en cambio, vuelven de ese problema y lo hacen con una capacidad de reacción impresionante. De hecho, Cristian Ramos, guardameta del Córdoba Patrimonio de la Humanidad, se retiró lesionado la pasada temporada del Palacio de Deportes de Murcia tras una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha en el partido que enfrentaba al conjunto blanquiverde ante ElPozo Murcia. Después de ocho meses fuera del 40x20, el cordobés volvió a la pista en la derrota de la entidad califa ante el Jimbee Cartagena (6-0). “No lo olvidas del todo porque siempre sigues trabajando, pero como jugador es poner un punto final”, explica el portero en una entrevista a los compañeros de Radio Marca Córdoba. 

Un hecho que viene desde la temporada pasada. El guardameta del Córdoba Patrimonio de la Humanidad se lesionó el pasado mes de febrero en el partido que enfrentaba al club cordobés ante ElPozo Murcia. De hecho, el portero ha estado ocho meses fuera de los terrenos de juego debido a una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha. Un contratiempo duro que ha resuelto a base de constancia. “Bastante contento por volver a disputar minutos, pero no tanto por el resultado del equipo. Josan decidió darme esos minutos para ir entrando en dinámica”, ya que “es sentirte otra vez jugador, volver a estar bajo palos y estar con los compañeros dentro de la pista. No lo olvidas del todo porque siempre sigues trabajando, pero como jugador es poner un punto y final”, admite el cancerbero.

Y es que los minutos disputados en Cartagena son una total liberación para Cristian Ramos. El cordobés se sintió de nuevo futbolista después de ocho meses luchando contra su lesión de rodilla, aunque finalmente acabó perdiendo ante uno de los equipos más peligrosos de la categoría. “Al principio parece que estuvimos en el partido, pero nos pusimos por debajo y Cartagena, con el presupuesto y el nivel ofensivo que tiene, es muy difícil de parar. Luego no tuvimos acierto de cara a puerta”, afirma un Cristian que, además, apunta que “tenemos que mejorar y sacar la garra que nos sirve para luchar en todos los partidos”. Por otro lado, a nivel personal fue positivo volver a la pista tras tanto tiempo trabajando en solitario. “Después del 6-0, las sensaciones no eran buenas y para todos fue un poco más emotivo porque en esos seis minutos ni nos tiraron a puerta”, asevera.

Sin embargo, hay poco tiempo para pensar en la derrota ya que en la próxima semana Vista Alegre albergará un doble encuentro muy importante para las aspiraciones del Córdoba Patrimonio de la Humanidad. “Estos son los partidos que marcan dónde vas a estar al final de temporada. Son partidos que hay que sacar los tres puntos” ya que “ganarle al Barcelona es un plus de motivación, pero perder contra ellos está dentro de lo normal. Lo que no podemos hacer es perder contra Ribera Navarra o ceder un empate en Vista Alegre”, admite el guardameta. Por otro lado, el inicio de competición ha dejado una Primera División muy compensada tanto por abajo como por arriba, incluyendo sorpresas como el Barcelona en zona de descenso. “Es la temporada más igualada porque estamos viendo que cualquier equipo gana a cualquiera. Este año eso de equipo chico y grande no existe. Todos están yendo a un nivel muy alto y los equipos de arriba están sufriendo”, explica un guardameta que intentará competirle el puesto a Prieto a lo largo de esta temporada tras superar una lesión de rodilla muy dura. Punto final.

Etiquetas
stats