Ellos creen que sí se puede; los aficionados, también

Pedro y Arturo se suben en el autobús blanquiverde. FOTO: ÁLVARO CARMONA
En torno a un millar de aficionados del Córdoba se esperan en Murcia, donde se pone en juego la continuidad del sueño

Esta misma tarde, bajo un sol inmisericorde en El Arenal, los miembros de la expedición blanquiverde tomaron el autobus rumbo a Murcia. Allí disputarán un partido crucial en la Nueva Condomina con la certeza que no estarán solos. La hinchada blanquiverde estará representada por varios centenares de embajadores de una pasión infinita. A buen seguro, en muchos hogares de la ciudad lo tienen todo listo para iniciar este domingo un importante viaje. Unos necesitarán mayor equipaje que otros, dependerá de si pernoctan en el lugar de destino o si se lanzan a la aventura de ir y volver en el mismo día. Lo que no faltará a ninguno, eso es indiscutible, será la blanquiverde, como tampoco bufanda o bandera. Y mientras se juega el Mundial en Brasil, todos contarán las horas para partir hacia el territorio que ha de ser conquistado, siempre en sentido deportivo. Espera Murcia, donde el Córdoba quiere continuar en la lucha por el salto de categoría; donde el sueño del regreso a Primera debe recobrar más fuerza si cabe. De ahí que los aficionados blanquiverdes que se desplacen para acompañar al cuadro califal también introduzcan en sus maletas o mochilas una especial carga de ilusión.

Quizá no sea tan numerosa como antaño, cuando eran miles los que se desplazaban. Los tiempos y las condiciones para viajar son otras bien diferentes. Pero ni mucho menos será débil en esta ocasión, que pinta memorable. El recuerdo de lo sucedido en Pasarón hace siete años y algún día (un 10 de junio de 2007) está presente, quizá más que nunca. En el olvido queda Pucela. Tanto en Pontevedra como en Valladolid hubo una buena representación del cordobesismo en lo que se viene a denominar la "marea blanquiverde". Ésta anda ya preparada y concentrada para tomar la carretera y alentar mañana a la escuadra que dirige Albert Ferrer, que tiene la misma confianza en sus jugadores e idéntico optimismo de cara al encuentro en que se decidirá una de las plazas de la final del play off.

Serán en torno a un millar de seguidores los que viajen hasta tierras murcianas. Ése es el cálculo que se hace entre todos los que sellaron su compromiso al adquirir un asiento en alguno de los autocares que peñas y colectivos programaron y los que se desplazarán de forma particular. Puede ser que la cifra se vaya por encima de lo que finalmente acontezca, si bien lo cierto es que al menos 500 aficionados vivirán el duelo con el Murcia en directo. En las gradas de la Nueva Condomina estarán presentes los que ocupen un lugar en los vehículos dispuestos por Familia Blanquiverde, Brigadas Blanquiverdes, Incondicionales, Cordobamanía (con su "autocar del ascenso"), Sentimiento Blanquiverde y la agencia Viajes Mezquita. Serán ocho los buses que desde primera hora de la mañana de este domingo inicien el trayecto a tierras pimentoneras.

Los más tempraneros serán los autocares de Familia Blanquiverde (dos) y Sentimiento Blanquiverde, que tienen prevista su salida a las siete de la mañana. En torno a las 11:30 partirá el colectivo Brigadas Blanquiverdes, mientras el resto de la expedición lo hará a las 13:00. Todos viajarán con un bus, excepto Viajes Mezquita, que también acudirá con dos vehículos. Así las cosas, a partir del mediodía las calles de Murcia se comenzarán a llenar de los colores blanco y verde que la afición del Córdoba mostrará como seña de identidad.

Etiquetas
Publicado el
14 de junio de 2014 - 18:47 h
stats