El cordobés Rícar se incorpora al cuadro técnico del Valencia

Rícar, durante un entrenamiento del Córdoba 04-05. FOTO: MADERO CUBERO
El ex jugador blanquiverde entra a formar parte de la secretaría técnica al lado de Braulio Vázquez, quien desempeña el puesto desde 2010

Le llegó la oportunidad ansiada. A Ricardo Pozo Gálvez (Córdoba, 1967) le cambia la vida. Otra vez. Desde la que ahora es su ciudad de destino, el ex jugador del Córdoba ha confirmado su incorporación a la secretaría técnica del Valencia, uno de los grandes clubes del panorama nacional, para comenzar a trabajar desde ya al lado de Braulio Vázquez, quien desempeña el cargo desde que en 2010 sustituyera a otro ilustre ex del cuadro de Mestalla, Fernando Gómez. Rícar, como es conocido el cordobés desde que se inició como futbolista en su barrio y pasó a las divisiones inferiores blanquiverdes, afronta un desafío tan arriesgado como apasionante. Le han encomendado trabajar en un entorno de crisis económica, con presupuestos austeros que exigen una pericia extraordinaria a la hora de componer plantillas. Y en el caso del Valencia, con un plus de exigencia. Hablamos de un club cuyos objetivos no bajan de entrar en las competiciones continentales cada temporada.

Después de un proceso de conversaciones llevado con sigilo, Rícar ha formalizado un ingreso en el Valencia que le obligará, de nuevo, a hacer las maletas desde su Córdoba natal. En 2010 creó, al lado de Rafael Ruiz “Coco”, la Escuela de Fútbol Ciudad de Córdoba, una de las plataformas de cantera más activas de toda la provincia. Emprendió el proyecto tras cerrar, en 2009, su etapa como entrenador en el banquillo del Zamora. Allí, precisamente, coincidió con Braulio, que compartió vestuario con Rícar en el club castellano en 2001. El destino los ha vuelto a reunir ahora, en el Valencia, donde Rícar tendrá la oportunidad de reingresar en el fútbol profesional con responsabilidades en una formación de élite.

Rícar fue uno de los mayores talentos de la cantera cordobesa a finales de los 80, una perla que acumulaba apariciones en las selecciones españolas inferiores mientras el primer equipo de la ciudad languidecía en Segunda B. En cuanto debutó en esa categoría, la proyección fue inmediata. Con 20 años fue fichado por el Murcia, de Primera División. Tras cuatro años con los pimentoneros y dos en el Badajoz, en Segunda, volvió al Córdoba para tratar de sacarlo de Segunda B. El equipo fue campeón, pero no superó el play off. Rícar se marchó entonces al Málaga, para completar su ciclo como futbolista en el Écija, Polideportivo Almería, Zamora y Granada, club en el que se inició en los banquillos como segundo entrenador. También ejerció como ayudante en el Córdoba, Orihuela y Celta (al lado de Pepe Murcia), y como responsable principal en el filial del Córdoba (Tercera, 2003-04) y Zamora (2009).

En el Córdoba CF tuvo una última experiencia ingrata, ya que acompañó como segundo a Juan Carlos Rodríguez en el intento de salvación del equipo en la temporada 2004-05, que concluyó con el descenso después de una remontada inconclusa. Fue una campaña estrambótica, que sumió al club en la ruina después de más de veinte fichajes y el paso de cuatro entrenadores (Esteban Vigo, Roberto Fernández, Crispi y Juan Carlos González). Rícar cambió entonces de rumbo y se dedicó a labores de formación, creando una Escuela de Fútbol que es uno de los grandes referentes de la cantera local por su moderna metodología. A partir de ahora, los chicos que aprenden en este centro deportivo tendrán a uno de sus grandes referentes un poquito más lejos. Así es el fútbol. Así es la vida.

Etiquetas
stats