El cordobés Jerónimo Sánchez, candidato a presidir la Federación Andaluza de Beisbol

Jéronimo Sánchez, a la derecha, en un partido de béisbol | F. TRUJILLO

El poder de cambiar las cosas. Los deportes minoritarios son uno de los motores del ocio entre los más pequeños y, a veces, se encuentran maltratados por sus propias federaciones. De hecho, el beisbol andaluz lleva sufriendo una ignorancia atípica a tiempos atrás ya que los clubes se sienten perjudicados por el trato que reciben desde el propio organismo federativo. Por ello, un cordobés se ha presentado para liderar la Federación Andaluza de Beisbol y Softbol (FABS) y poner fin a la desgana y desidia que lleva reinando en dicha organización. Jerónimo Sánchez es árbitro de nivel III nacional, máximo escalón posible en este deporte, y ha participado en División de Honor, finales de Campeonato de España y Copa de Andalucía, entre otros. Asimismo, ha sido el presidente del comité andaluz de árbitros, pero actualmente quiere dar un paso más para luchar por la supervivencia de este deporte. “Los clubes creen que la federación debe caer en manos de los árbitros porque no pertenecemos a ningún club”, explica a CORDÓPOLIS.

De hecho, la actual junta gestora de la FABS acapara muchas críticas en cuanto a su mandato se refiere. De hecho, el árbitro de Benamejí representa a gran parte de los equipos y quiere que este deporte vuelva a ser el que era. “Hay un monopolio que ocurre cuando se está mucho tiempo en el poder. Todos los clubes tanto federados como no federados están a favor del cambio. Ellos creen que la federación debe caer en manos de los árbitros porque no pertenecemos a ningún club”, admite un Sánchez que requiere más atención por parte del órgano federativo. “El patrimonio que tiene la federación tampoco se sabe dónde está. Preguntas por el estado de cuentas y te sueltan cualquier papel sin especificar nada. Los clubes están hartísimos”.

Otro apartado donde aumentan las carencias en este deporte es dentro de la base ya que “las categorías inferiores llevan como siete años sin sacar selección autonómica”, además de que “los clubes no pretenden ayudas económicas de la federación, pero sí otro tipo de ayudas. La Junta de Andalucía otorga una subvención de casi 60.000 euros y no se ve nada”, explica un Jerónimo que cree lamentable el trato también al colectivo arbitral. “Los colegiados tienen un equipo de diez árbitros con nivel máximo aspirable desde 2010 y ahora mismo solamente estoy yo. Los clubes pagaban el arbitraje antiguamente, pero ahora debería ser la federación y eso no existe. Por eso ya no hay árbitros aquí en Andalucía. Hay, pero no quieren colegiarse porque no es como el fútbol que es por provincias. En beisbol lo más cerca es Málaga, aunque después está la base naval de Rota, Almería, Chiclana... como destinos más cercanos a arbitrar. Es una pasta para que después no te paguen”, admite.

Por otro lado, las elecciones ya han sido convocadas, pero sin éxito. “El 13 de noviembre se votó para los estamentos de la federación. Nosotros cogimos el estamento de técnicos y delegados, además del de jueces que ya lo teníamos de antes. Entran cinco árbitros a la asamblea más seis clubes de los cuales solo se han presentado cuatro porque ellos prefieren jugar torneos amistosos que estar federados”, por lo que “en total tenemos 13 apoyos, pero las cabezas visibles de Sevilla no entraron en el estamento de técnicos e hicieron una reclamación”, gracias a esto “hizo que fuésemos a votar otra vez el 28 de noviembre. Ellos sacaron el estamento de deportistas porque si juntamos al Atléticos de Chiclana, Benamejí y Tiburones Málaga tenemos 31 licencia y ellos tienen más de 40. Cuando se ponen a votar, por mucho que nos unamos, no llegamos”, explica. Asimismo, recalca el poco compromiso de la actual federación ya que “no están mirando por nada. Yo llevo siendo árbitro desde 2008 y había gente que no había visto en un campo de beisbol en mi vida”, además de que “los anteriores gestores, con sus errores, lo hacían medianamente bien porque existían las selecciones autonómicas y trataban bien a los clubes”.

Y es que el beisbol estaba resurgiendo en territorio andaluz, pero la ineficacia en el poder ha hecho que vuelva a retrasarse todo. “Estamos consiguiendo el campo de Benamejí y el de Chiclana”, por lo que “hay que darle un cambio brutal. Es increíble porque han estado aquí los representantes de la Federación Española de Beisbol y les presenté el proyecto que teníamos para la andaluza”. Sin embargo “ellos no pueden hacer nada porque la federación autonómica se rige por la Junta de Andalucía y no por la administración nacional”, asimismo “llegó el punto de que tuvimos que hablar con el secretario general porque había clubes que no le dejaban inscribirse en la Liga Nacional” ya que “el beisbol se rige por una licencia única de 60 euros por cada club. La FABS tienen que pagarle a la española cinco euros por licencia emitida, pero ese dinero no fue pagado y dejó inicialmente sin inscribir a los equipos”, apunta. De hecho, la intención de Jerónimo y su equipo es clara. “A nosotros nos da igual que se queden o no, lo que nos interesa saber es dónde está el dinero. Llevo arbitrando muchos años y yo todavía no he percibido ni un solo euro de la federación en cuanto a transporte se refiere. La situación es tristísima porque los equipos tienden a desaparecer”.

Etiquetas
stats