El cordobés Álvaro Medrán se curtirá en el Getafe

El cordobés Álvaro Medrán, en un partido con el Real Madrid.
El mediapunta de Dos Torres, una de las perlas de la cantera del Real Madrid, ha estado en la órbita blanquiverde | El club azulón confirma su cesión oficial

Fue para el Córdoba el sueño imposible en Primera y lo seguirá siendo en Segunda. Álvaro Medrán (Dos Torres, 1994) jugará la próxima temporada en Getafe tras confirmar oficialmente el club azulón por boca de su presidente, Ángel Torres, la cesión del talentoso jugador del Real Madrid. El Córdoba lo quiso en el pasado mercado invernal, cuando emprendió una remodelación en marcha para salvar la categoría. En aquellos días felices, en los que el equipo abandonó los puestos de descenso, un fogonazo de esperanza cruzó la entidad y Carlos González pidió personalmente a Florentino Pérez que le prestara unos meses a una de las joyas de La Fábrica. La respuesta fue clara: “No”. El propietario del Córdoba dijo entonces que insistiría -“es lo que hacen los pobres”, apuntó con ironía- en buscar el préstamo de un futbolista cuya progresión ha sido extraordinaria desde que recaló en la Casa Blanca procedente del Séneca.

Este verano, la opción de poder reclutar a Álvaro Medrán apareció cuando el Real Madrid desveló sus intenciones con respecto al canterano, que se perdió la segunda parte de la temporada pasada por una grave lesión. Haría la pretemporada a las órdenes de Rafa Benítez, incluyendo la gira asiática, y luego iría a foguearse a un club con aspiraciones. El Córdoba, desde luego, las tiene. Está llamado a ser uno de los aspirantes al ascenso y cuenta con un formidable escaparate para un jugador que, además, es de la tierra y en alguna ocasión expresó su deseo de poder jugar en El Arcángel. El pasado mes de enero llegó con la expedición blanca para el partido más esperado en décadas en la ciudad. Fue, sin embargo, uno de los descartados por Carlo Ancelotti y presenció desde el banquillo el que quizá fuera el partido más orgulloso que disputó el Córdoba en su efímero paso por la élite. Perdió 1-2 por un absurdo penalti cometido por Fede Cartabia en los últimos minutos y transformado en gol por Gareth Bale. Lo tiró el galés y no Cristiano Ronaldo, como es costumbre, porque el portugués había sido expulsado por dar una serie de patadas y puñetazos al brasileño Edimar. Las imágenes del luso limpiándose con sorna el escudo camino de los vestuarios dieron la vuelta al mundo.

El Madrid ha considerado más seductora la propuesta del Getafe, un clásico que se nutre cada verano de los descartes blancos. Álvaro Medrán se curtirá en las filas del equipo vecino, donde tendrá la ocasión de demostrar que su lesión -una rotura de peroné- está totalmente olvidada y que tiene calidad para afianzarse en Primera. Fran Escribá, ex del Elche, será su técnico en el Coliseum Alfonso Pérez, donde disfrutarán del fútbol valiente e imaginativo del jugador usía. En Córdoba seguirán sus andanzas por televisión. Su vuelta a casa sigue siendo una fantasía.

Etiquetas
stats