El Córdoba tendrá que indemnizar a López Garai

López Garai, en el Bernabéu la pasada campaña. | MADERO CUBERO
El futbolista gana la demanda por despido improcedente que interpuso contra el club, que habrá de abonarle la cantidad correspondiente a lo que le restaba de contrato

Son los efectos colaterales de determinadas decisiones. Al menos según una de las partes y también para los tribunales. En el enésimo frente judicial del Córdoba, el club tendrá que indemnizar a Aritz López Garai, después de que el vasco haya ganado este miércoles la demanda por despido improcedente que interpusiera meses atrás contra la entidad califal. De esta forma, el futbolista percibirá una cantidad que corresponderá a “todo lo que le restaba de contrato”. La resolución la dio a conocer a través de su cuenta de Twitter el despacho valenciano S&A Abogados, que ha sido el encargado de llevar la defensa del centrocampista.

López Garai abandonó la disciplina blanquiverde al filo del cierre del mercado invernal de la pasada campaña, en enero del presente año. Entonces, el Córdoba anunció que la salida del futbolista se producía mediante rescisión de mutuo acuerdo. Lo cierto es que las dos partes no consiguieron alcanzar un acuerdo para que el mediocentro dejara de pertenecer al conjunto califal. De ahí que éste decidiera interponer una demanda por despido improcedente, que es la que ahora ha ganado y le permitirá ser indemnizado por parte de la entidad. Con todo, el club podrá recurrir el dictamen en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

En la actualidad, el jugador natural de Barakaldo, que pronto cumplirá los 35 años, milita en las filas del Doxa Katokopia chipriota. Su participación en la Primera División de este país se produce después de una escala en la máxima categoría rumana, en la que jugó con el Rapid de Bucarest. Ése fue su primer destino tras salir del Córdoba en la que fue su tercera etapa en El Arcángel. Después de completar las campañas 2011-12 y siguiente, el vasco decidió poner rumbo a Gijón. En el Sporting no gozó de las oportunidades que hubiera deseado y regresó a la escuadra califal en el mercado invernal del curso 13-14. Llegó en calidad de cedido y pudo celebrar el histórico ascenso a Primera, en la que consiguió debutar tras sellar su desvinculación del club asturiano y su última incorporación, esta vez en propiedad, al conjunto blanquiverde. Pero la historia terminó antes de tiempo, aunque tuvo su continuación con la demanda por despido improcedente.

Etiquetas
stats