El Córdoba ya sueña con el Barça tras ganar 2-0 a la Real

FOTO: MADERO CUBERO
El conjunto blanquiverde encarrila la eliminatoria tras imponerse en juego y marcador a un Primera División

Berges se decantó por jugar con un solo punta. Optó por Patiño y acertó. El madrileño abrió la puerta de la esperanza para pasar de eliminatoria después de un partido donde los de Berges se impusieron por dos goles a cero a todo un Primera. El sueño de poder recibir casi en Navidad al Fútbol Club Barcelona parece más cercano, amén de lo que ocurra dentro de dos semanas en San Sebastián.

El partido arrancó con una clara ocasión para el Córdoba CF que no aprovechó Patiño. El jugador madrileño se quedó solo en un uno contra uno delante de Zubikarai, que sacó su mano derecha por bajo y salvó a su equipo del primero. Instantes después, Fede a punto estuvo de enganchar tras un saque de esquina.

Bien el Córdoba en la presión mientras su rival, algo precipitado con la bola parecía dormido sin ella. Con mucho impulso, los de Berges apenas dejaban salir a sus contrarios de la línea de medios. El conjunto blanquiverde, disciplinado en la anticipación de balón también anduvo fino en el robo.

A diez minutos del comienzo, Fede Vico, que tuvo sus más y sus menos con Mikel, no pudo rematar en boca de gol tras un buen pase raso de Fuentes, que se entendió a la perfección con un enorme Dubarbier, el mejor del Córdoba.

La Real intentó rebajar un tanto el asedio cordobesista sin conseguirlo. El mayor peligro blanquiverde siempre llegó por la zocata. Transcurrido el cuarto de hora, Fede controló con el pecho y chutó tal y como cayó el balón, que salió a pocos centímetros de palo izquierdo del guardameta visistante.

El Córdoba, muy encimista siempre, provocó que a los donostiarras les durara poco la pelota. El equipo de Montanier sólo pudo llevar peligro verdadero con un disparo de falta en el minuto veinticuatro. Rubén Pardo practicó un gran lanzamiento que hizo volar al meta vasco del Córdoba. Saizar, apenas cuarenta segundos después, repelió un disparo de Ifrán que a punto estuvo de colarse.

Con esas ocasiones, la Real pareció comenzar a estirarse, pero los locales, no decrecieron en su esfuerzo. A la media hora de partido, Dubarbier, especialmente activo y preciso en técnica, disparó de falta una bola con potencia que cayó en manos de Zubikarai.

Casi en el cuarenta, López Silva lo volvió a intentar en jugada de ataque, lanzando desde la lejanía. El gol llegó cuando ambos equipos parecían buscar el descanso. A tres para el cuarenta y cinco, Patiño desvió con intención la trayectoria de un duro disparo de Fede Vico que acabó cruzando la línea de cal.

En la segunda mitad, el equipo vasco arrancó más enchufado. En los primeros cuatro minutos disparó más que en toda la primera parte. A dos del comienzo, Xavi Prieto intentó el caracoleo dentro del área, pero se encontró con Fernández. De nuevo la defensa blanquiverde, en esta ocasión Alberto Aguilar, pudo rechazar un disparo junto al vértice del área diestra de Rubén Pardo.

Dubarbier pudo llevar peligro al área donostiarra después de una gran jugada personal donde sorteó a varios rivales sin llegar a rubricar asistencia. Un minuto después, y tras saque de falta de Caballero, el meta Zubikarai tuvo que se asistido tras recibir un golpe en la cabeza sin consecuencias.

Tras unos minutos de espejismo del rival, el Córdoba ejerció de nuevo con insistencia el ataque. Quince minutos después de la reanudación, Fede, por la izquierda, no consiguió centrar raso después de una asistencia de Caballero, que se la dejó en disposición de practicar el pase de la muerte.

Los hombres de Berges, más abiertos que en la primera mitad, comenzaron a conceder algunos espacios para que la Real intentara la penetración sin plantear grandes inconvenientes. El mayor peligro llegó de la mano de los disparos en solitario. Así, en tres minutos, Ifrán, Vela y Ros probaron a Saizar que, con garantías rechazó un triplete de disparos.

A un cuarto de hora del final, una penetración de Fede Vico en el área visitante provocó que Ansótegui realizara un penalti sobre el canterano que ejecutó en disparo raso y al palo izquierdo el franco-italiano Rennella consiguendo sumar el dos a cero.

A partir de ahí, el partido se resquebrajó un tanto en ambos bandos, concediendo menos rigor que hasta el momento. Saizar, de nuevo imponente, pudo repeler un disparo de falta de Chori Castro, que comenzaba a desesperarse por falta de efectividad.

A dos del final, una triangulación entre Abel y Rennella a punto estuvo de provocar otra acción de peligro, pero el delantero resbaló antes de poder alcanzar la pelota dentro del área. La Real, por su parte, intentó resquebrajar la meta blanquiverde a lo loco y en los minutos finales sin conseguirlo. La eliminatoria, aún abierta, menos para la Real, de momento, se decanta para los blanquiverdes que ya sueñan con la posibilidad de enfrentarse al Fútbol Club Barcelona.

FICHA

CÓRDOBA CF: Saizar, Fuentes, Alberto Aguilar (cap), Kiko Olivas, Fernández, López Garai, Dubarbier, López Silva (Pedro, minuto 85), Caballero, Fede Vico (Abel, minuto 77) y Patiño (Rennella, minuto 72).

REAL SOCIEDAD: Zubikarai, José Ángel, Mike, Ansótegui, Estrada, Ros, Illarra (Markel, minuto 66), Chori Castro, Pardo (Vela, minuto 71), Xavi Prieto e Ifrán (Aguirretxe, minuto 79).

GOLES: 1-0 Patiño (minuto 42); 2-0 Rennella (minuto 76, de penalti).

ÁRBITRO: José Luis González González (castellano-leonés). Amonestó Ansótegui, Markel.

INCIDENCIAS: Dieciseisavos de final de la Copa del Rey. Estadio El Arcángel. 15.790 espectadores.

Etiquetas
stats