El Córdoba sobrevive en Yecla

.

Habrá quien diga, con toda la razón, que las derrotas forman parte del juego y que algún día tienen que llegar. Pero mejor que sea tarde. Lo más positivo del Córdoba fue su resistencia a perder, su entereza para buscar el modo de arreglar un partido averiado ante un Yeclano que tuvo la sorpresa agarrada en su mano. Ganarle al Córdoba da morbo. Y en el Estadio de La Constitución se mascó esa sensación. Los de Martín estuvieron a punto de buscarse la ruina con su talante cicatero. Llevaron hasta el extremo su apuesta por proteger la portería y le dieron alas al Yeclano, que se vio importante. Con el gol se creció aún más. Con un 2-0 en el marcador, el cuadro azulgrana sintió que ya estaba todo hecho y esa fue su perdición. El Córdoba, que había metido ya a todo su arsenal ofensivo en un desesperado intento de darle la vuelta a la historia, tiró de oficio y se ganó la suerte. Consiguió empatar el partido en los últimos diez minutos y a punto estuvo de ganarlo si llega a durar algo más. Los debutantes Novaes y Xavi Molina fueron los autores de los tantos que dejan a los de Enrique Martín invictos después de cuatro jornadas.

Enrique Martín dio un buen meneo al once del Córdoba. Hizo debutar a Xavi Molina como central y colocó a Chus Herrero en el pivote, le dio el carril zurdo a Raúl Cámara -por el ausente Jesús Álvaro, feliz padre de una niña- y sacó de la titularidad al capitán Javi Flores, quizá porque sin el lesionado Miguel de las Cuevas se rompía inevitablemente un dúo que venía funcionando casi como un solo ente. Owusu, que está en todas partes -lo que no es necesariamente bueno- y un hipermotivado Ortuño -nació en Yecla- ocuparon la punta blanquiverde.

El técnico navarro montó un entramado defensivo para contener a un Yeclano que se ajusta al patrón clásico de los equipos de Segunda B: tienen un central enorme, un delantero centro aún más gigante, un par de extremos habilidosos para empezar jugadas -que rara vez terminan- y todos corren como poseídos. Lo de robar y correr es algo que no pasa de moda en esta división, donde todas las precauciones son pocas y en la que los más listos sobreviven. El mayor acierto es aprovechar los fallos del rival.

El primer tiempo se ajustó al guion previsto. El Yeclano de Sandroni es un equipo peleón, que sabe lo que hace. Le buscó las cosquillas al Córdoba por las alas. Al cuarto de hora, Castillo burló a Román en la esquina y se metió por la línea de fondo para armar un disparo raso que desvió Becerra a córner. Para entonces, el Córdoba no había dejado ningún testimonio en ataque. El primero llegó en el minuto 17, con un cabezazo de González que iba bien dirigido pero algo flojo. El meta Serna se adornó con una palomita. Más clara fue la oportunidad que tuvo Juanto en el 25', con un remate de cabeza a centro de Owusu que desvió el meta yeclano.

Después de una fase algo turbia, con varios parones -uno de varios minutos para atender al árbitro, que sufrió un pinchazo-, el pleito cobró una nueva dimensión. El intercambio de tibios golpes terminó de modo abrupto. Al Córdoba se le vino el mundo encima pasado el minuto 40, en una acción en la que Álex Vaquero sacó el máximo partido de un buen servicio de Fenoll, que progresó sin que nadie le detuviera. Los cordobesistas trataron de reponerse. González lanzó una falta desde el lateral del área y obligó a Serna a tocar la pelota para enviar a saque de esquina. El intermedio llegó con agrias sensaciones para un Córdoba que compitió, pero sin pegada.

Por si al Córdoba se le ocurría ofrecer su versión más fogosa tras el descanso, el Yeclano se encargó de sacar su lado más salvaje en la reanudación. Atacó el cuadro local con brío, como quedaran dos minutos y fuera perdiendo, con esa romántica inconsciencia de los equipos que se saben inferiores pero que replican con orgullo. Sacó el Yeclano tres córners en los primeros siete minutos y llegó un par de veces a la puerta de Becerra para inquietarle. El Córdoba mantenía el pulso, pero le costaba hilvanar juego de ataque. En el minuto 55 la tuvo González, que se plantó delante de Serna tras un buen pase de Owusu, pero el meta local se arrojó a sus pies para abortar la acción antes de recibir asistencia médica por el golpe. El público aplaudió como loco la arriesgada intervención del guardameta.

Javi Flores salió a escena cuando todo estaba enredado. Martín retiró a Chus Herrero y apostó por el de Fátima para hacer el ataque del Córdoba menos previsible. Pero apenas dio tiempo a nada porque el Yeclano marcó el segundo. Íñigo Alayeto remató raso dentro del área rodeado de blanquiverdes para hacer un 2-0 que dejó al Córdoba desconcertado. Martín metió al joven Antonio Moyano por Raúl Cámara para concentrar más personal en el campo contrario, pero faltaban ideas y fluidez.

Juanto Ortuño, en un disparo a la media vuelta, estuvo cerca del gol a falta de un cuarto de hora pero el zapatazo le salió alto. En plena fase crítica del partido, Martín hizo debutar al brasileño Gabriel Novaes. El joven punta no pudo tener mejor estreno: marcó tras un atinado centro de Fernández para devolver esperanza a los suyos. Y a falta de un minuto, con el Yeclano temblando, el Córdoba sacó su vena más rebelde para empujar con fuerza. Xavi Molina, de cabeza, firmó el empate a dos y desató la euforia en el grupo. Los blanquiverdes siguieron pegando hasta que el árbitro pitó el final de un partido raro, que pudo terminar fatal y que deparó sonrisas más de alivio que de felicidad.

FICHA TÉCNICA

YECLANO DEPORTIVO, 2: Miguel Serna, Mario Sánchez, Chino, Ubay, Héctor Camps, Luis Garrido, Carlos Selfa, Víctor Fenoll (Rulo Bonillo, 70'), Álex Vaquero (Javi Muñoz, 90'), Íñigo Alayeto (Vivanco, 74') e Iker Torre.

CÓRDOBA CF, 2: Isaac Becerra, Fernández, Fernando Román, Xavi Molina, Ángel Moreno, Raúl Cámara (Antonio Moyano, 72'), Chus Herrero (Javi Flores, 56'), Imanol García, José Antonio González (Gabriel Novaes, 77'), Juanto Ortuño y Owusu.

ÁRBITRO: Fernández Vidal (Comité Valenciano). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Héctor Camps, Serna y Carlos Selfa y a los visitantes Owusu.

GOLES: 1-0 (42') Fenoll. 2-0 (63') Íñigo Alayeto.

2-1 (82') Gabriel Novaes. 2-2 (89') Xavi Molina.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la cuarta jornada de Liga en el Grupo IV de la Segunda División B, celebrado en el campo de La Constitución de Yecla ante unos 4.500 espectadores.

Etiquetas
stats