El Córdoba quiere dar cariño a sus abonados más fieles

Grada blanquiverde en el Córdoba -Sporting de Gijón (3-0) en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

Que sigan los que están y que entren más. Muchos más. "Queremos batir el récord", dijo, en plena euforia por la salvación, el director deportivo Luis Oliver. El propósito de superar la marca de adeptos -con carné- al Córdoba lo amplió el presidente, Jesús León, quien en intervenciones en varios programas radiofónicos durante este mediodía ha desvelado que el club tiene previsto presentar este viernes su nueva campaña de abonos. ¿Novedades? Una principal: habrá "un reconocimiento" para los socios más fieles, los que han estado la recién terminada temporada y decidan renovar. El mandatario indicó, además, que habrá un trato especial para niños y mayores.

El Córdoba lanzará una campaña que combina modalidades clásicas -el abono por franjas de edad- con alguna innovación. La opción de incentivar a los aficionados con ventajas futuras por éxitos deportivos también está sobre la mesa, en una estrategia muy común en buena parte de los clubes con aspiraciones de ascenso. Y parece evidente, por las circunstancias de la última temporada y el modo en que se ha concluido, que el club blanquiverde apostará con fuerza por un proyecto ganador y que mire hacia la Primera División. Los promotores de la campaña confían en moverse en torno a las cifras de socios que manejó el Córdoba en su temporada en la élite: de quince mil hacia arriba.

En la campaña, el Córdoba tiene previsto mostrar imágenes de cómo quedará el estadio por dentro, con la instalación de una nueva zona vip en la Preferencia, además de detalles como el bautizo de algunas puertas de acceso al campo con el nombre de figuras emblemáticas del club. También se pretenden ampliar las dimensiones de la tienda oficial instalada en el Estadio El Arcángel y abrir una sucursal en el centro de la ciudad.

El buen ambiente que ha quedado entre el cordobesismo es una de las bazas del Córdoba para conseguir una masa social importante. Las gradas de El Arcángel, repletas durante toda la segunda vuelta, y los excelentes resultados deportivos han vuelto a dar al fútbol un rango de espectáculo atractivo para una afición que se desencantó especialmente durante los últimos dos años y de un modo brutal en la etapa final de la gestión de los González. Las promociones salvajes de entradas entre 1 y 10 euros para los hinchas -siempre de la mano de un abonado- se consideran un recurso de emergencia para salir de la dramática situación que el club tenía en el mes de enero. A partir de ahora, la entidad quiere entrar en una nueva dimensión y para ello se apoyará en los más fieles.

Etiquetas
stats