El Córdoba Femenino se complica la vida

El Málaga celebra un gol ante el lamento de una jugadora del Córdoba.

0

Un nuevo tren perdido. El Córdoba Femenino sufrió una nueva derrota en Miralbaida cuando, sobre el papel tenía todo de cara para conseguir la victoria e incluso certificar el pase a la siguiente fase con dependencia de otros resultados. Las de Ariel Montenegro, que acusaron de nuevo la claridad de ideas en tres cuartos de campo, se lo jugarán todo a una sola carta en Tenerife e incluso, cuando se termine la presente fecha, estando fuera de los cuatro primeros puestos.

Con Karen Vénica y Celia Ruano de la partida, entró Yanire en el lateral izquierdo y Schell, en el extremo. Tras unos primeros minutos de tanteo, Claudia Jiménez sorprendió a todos en el 10' de partido con un golazo dentro del costado izquierdo área. Llegó la sorpresa no por su calidad, sino por la dificultad del mismo y el toque con el exterior de su bota derecha que mandó el balón a la escuadra de Carmen Gordillo, que poco pudo hacer. El cuadro blanquiverde, aun así, quiso reaccionar aunque sin demasiada eficacia ni efectividad. Celia Ruano, una de las más destacadas de las suyas en la primera mitad, tuvo la primera del cuadro blanquiverde dentro del área de castigo, pero la defensa blanquiazul rechazó el intento. Tras un libre directo de Encarni a las manos de Lucía Martín, llegó la ampliación de diferencias a cargo de Edna, que puso desde lejos un broche de oro a una gran primera parte del Málaga. Eso sí, cuando todo parecía abocado a ese 0-2 momentáneo, Aina Torres volvió a sacar a relucir su magnífica zurda y, desde la esquina, colocó en la escuadra un gol olímpico que hacía estar esperanzado al Córdoba Femenino al descanso.

Tras el tiempo de asueto, en la primera ocasión de los segundos 45 minutos, certificó el triunfo tras un fallo defensivo en cadena en el área blanquiverde. Finalmente, metió el interior María Ruiz para que el balón entrara con suspense y se diera el mismo resultado que en el partido celebrado en Málaga. El conjunto cordobesista se fue decidido al ataque ante un Málaga que esperó cómodo atrás para dejar que pasara cuanto más tiempo mejor. Se llevó un susto con un disparo al larguero de Yanire pero Lucía Martín, la guardameta del cuadro malagueño, no sufría en exceso en las acometidas blanquiverdes. Poco antes de finalizar el partido, se dio una acción surrealista que acarreará baja para la última jornada. Carmen Gordillo, tras supuesta doble falta de saque, se marchó expulsada por doble amarilla y no estará en Tenerife. Se puso Ocón bajo palos y le dio tiempo a realizar una intervención de mérito pero el marcador no se movió. Viajar hasta Tenerife sin red y con inquietud máxima sobre lo que los demás equipos puedan hacer.

El líder sigue desinflándose (0-1)

Sigue cayendo el Pozoalbense. Su condición de equipo que mira hacia abajo a todos los contrincantes de su grupo sigue intacta, aunque con el peligro de ser arrebatada. Se aplicó de nuevo la archiconocida ley de Murphy, que enseña que siempre saldrá mal algo que puede salir mal. El cuadro blanquillo sumó su tercera derrota en cuatro partidos ante el UDG Tenerife B y deja una puerta muy estrecha a varios competidores por un puesto entre los cuatro primeros; esos puestos que pueden salvar del peligro y que aseguran estar, al menos, un año más en la Reto Iberdrola la próxima temporada. Las pedrocheñas aún tienen pendiente un choque ante el Málaga, que jugará en la semana próxima -de parón-, que podría certificar su liderato y siempre en función de lo que haga el Granada en sus partidos aplazados.

El inicio del choque para el Pozoalbense fue un continuo "quiero y no puedo". De nuevo brilló el fichaje invernal Farlyn Caicedo, con hasta tres ocasiones en los primeros minutos y, además, de todos los colores. Nora Torres y María Marín también sumaban puntos con sus ocasiones, con tan sólo un disparo de Ainhoa que se fue por encima del larguero. Sin embargo, como el fútbol no entiende de merecimientos, Eulalia adelantó a las tinerfeñas en el encuentro en una de sus primeras ocasiones en los primeros 45 minutos. En la segunda mitad, Manuel Fernández intentó mover el avispero con la entrada de Natalia Montilla y Ali Muñoz, pero no surtió efecto en los metros finales de la meta de Nay Cáceres. Las llegadas blanquillas eran continuas pero no terminaban por finalizar las ocasiones de las que dispusieron. Finalmente, el filial del Granadilla Tenerife se llevó el gato al agua y sitúa al rojo vivo los puestos medios de la tabla. Con cuatro puntos de diferencia en esa horquilla y con varios partidos aplazados en muchos de los contendientes, la última jornada promete ser de infarto. En el trasfondo del asunto, el Pozoalbense querrá seguir agarrado al liderato de cara a la siguiente fase.

Etiquetas
Publicado el
13 de febrero de 2021 - 19:07 h