El Córdoba y su desafío total: Lo que hay y lo que vendrá

Abel, uno de los pocos supervivientes de la plantilla del Córdoba. FOTO: MADERO CUBERO
Los despachos del club arden con la 'operación salida' de los descartes y los refuerzos para la plantilla: el último, el holandés Jens Janse

A primera hora de la mañana, los reconocimientos médicos. Por la tarde, en El Arcángel, la primera sesión de entrenamiento (19:30 horas, a puerta abierta). A menos de 24 horas del arranque, la plantilla del Córdoba CF continúa en plena reconstrucción. La comisión deportiva del club, con el presidente Carlos González a la cabeza de un equipo en el que también están el técnico, Pablo Villa, y el agente de jugadores -y director deportivo en funciones- Cándido Cardoso va a tope. La tarea roza lo heróico. Va más allá de retocar puntos débiles o perfeccionar los que no llegaron al tono requerido. Se trata de construir en tiempo récord una plantilla completa, en la que se pretende que sólo queden cinco futbolistas de la temporada anterior. Y sólo dos de ellos -Caballero y López Silva- del conjunto que hace poco más de un año disputó el último partido del play off de ascenso a Primera. Hay trabajo por delante. Y expectación. Muchísima. Entre la afición, que ha respondido de modo conmovedor en la primera fase de la campaña de abonados -más de siete mil afiliados-, se detecta una mezcla de inquietud, ilusión y esa esperanza en lo imposible que caracteriza al cordobesismo. Habrá, como siempre, seguidores que se acerquen a comprobar bajo el tórrido sol de Córdoba quiénes son aquellos que buscarán un sueño que dura varias décadas. Y verán a un Córdoba cambiado por completo, cuyos rostros más conocidos serán, precisamente, los de los jóvenes que protagonizaron con el filial de Tercera División -incluyendo al entrenador, Villa- la mejor campaña de su vida.

Después de la pertinente ronda de reconocimientos médicos -desde las ocho de la mañana-, Pablo Villa y su segundo, Luis Miguel Carrión, afrontarán por la tarde una primera sesión para la que están disponibles los porteros Saizar, Juan Carlos (Hércules) y Sillero; los defensas Armando, Cristian, Iago Bouzón (Xerez), Kiko Olivas, Astrain (vuelve tras la cesión al Écija), Fran, Bernardo (filial de Tercera), Dani Espejo (filial de Tercera) y Samu de los Reyes (Sabadell); los medios Pedro, Joselu (Almería B), Abel Gómez, Alberto Aguilar, López Silva, Caballero, Mauro (filial), Kike (filial), Rafa Gálvez (filial), Taira (vuelve tras cesión en Portugal) y Damián (vuelve tras cesión al Jaén); y los delanteros Ayina (vuelve tras la cesión al Écija), Javi Cabezas, Juan Guerra (filial Tercera), Sebas Moyano (Córdoba cadete), Pauliño y Eial Strahman (Leones Negros de la Universidad de Guadajalara). El delantero Benja Martínez, que fue fichado del Girona, se encuentra en Barcelona recuperándose de su lesión de rodilla y no llegará hasta más tarde. Se espera que se incorporen al grupo dos jugadores que ya están atados, casos de Luso (Girona), quien tiene aún algunos días de moratoria por si le llega algún ofrecimiento de Primera, y el holandés Jens Janse, un lateral de 27 años que procede del NAC Breda y puede adaptarse a los dos costados de la defensa. El Córdoba oficializó la segunda de estas incorporaciones a través de su web oficial. También se encuentra muy cerca el medio Pelayo, que puede llegar el calidad de cedido por el Elche tras al ascenso de los franjiverdes.

Antes del inicio de la concentración de pretemporada en Isla Canela, del 19 al 26 de julio, Pablo Villa pretende tener casi conformado un plantel que registrará notables modificaciones con respecto al que dentro de unas horas comenzará a sudar. De hecho, algunos de los disponibles ni siquiera podrían estar desde las primeras sesiones. Se busca un destino para Astrain, Damián Petkoff y Afonso Taira, quienes regresan de sus cesiones, y se busca una rescisión de contrato con el brasileño Pauliño. El francés Ayina hará la pretemporada, aunque dependiendo de las llegadas podría ser de nuevo cedido o descartado. Los casos más peliagudos llegan con los jugadores que tienen contratos firmados y con los que no se cuenta, como Pedro -en una situación compleja, pues podría interesar-, Cristian -al que se le hizo un contrato de larga duración el curso pasado-, Alberto Aguilar y Kiko Olivas. Mientras su porvenir no se resuelva, estarán en el grupo. Un modo turbio para arrancar, pero no queda otro remedio.

Etiquetas
stats