El Córdoba conoce la derrota de la manera más cruel

Saizar y Raúl Bravo intentan frenar a un jugador del Eibar FOTO: Noticias de Gipuzkoa
Un gol en el tiempo de descuento firmado por Urko Vera rompe el sueño de liderato de los blanquiverdes en el maldito Ipurua

Ocurrió de la manera más inesperada y más dura. En el tiempo de alargue, cuando el empate sin goles se daba como un botín satisfactorio por parte de ambos, llegó el sabor de la frustración para el Córdoba. La primera derrota la encajó en el descuento, sin derecho a réplica, y ahí volaron las opciones de un liderato con el que los más optimistas especulaban con fundamento. Hay que seguir.

Si hay algo en lo que el Córdoba actual no es deficitario es en convicción. Villa repitió el once de las tres primeras jornadas. Porque pudo, sí. Pero sobre todo porque el rendimiento ha sido satisfactorio. Un bloque completamente renovado se comporta como un grupo que se conociese desde hace mucho tiempo. En un campo complicado como Ipurua, y ante un adversario que cuenta con piezas de calidad en ataque como Gilvan o Arruabarrena, el Córdoba tuvo una puesta en escena muy firme. Los anfitriones, fieles a su tradición, salieron con fogosidad tratando de intimidar y poner cerco a la meta de Saizar. No lo lograron del todo. Es más, los cordobesistas protagonizaron las aproximaciones más peligrosas. Xisco estuvo siempre en ellas. El balear es una referencia arriba y los rivales lo saben bien. Los marcajes sobre él resultan a menudo ofensivos. López Silva también dispuso de su ocasión con un disparo que se fue alto.

Viendo de cerca el peligro, el Eibar aplacó sus ímpetus iniciales y se dedicó a verlas venir. Ahí le fue algo mejor, aunque tampoco demasiado. Al filo de la media hora, Arruabarrena remató por encima del larguero un buen pase de Gilván. El partido derivó hacia una pugna rasposa, con pocas situaciones claras de gol en las porterías. Las acciones a balón parado llegaban como oportunidades de oro. Abel siempre estuvo presto, pero sin fortuna. Tampoco la tuvo Xisco en la ocasión más clara del primer tiempo. El remate del ariete se fue ligeramente desviado tras recibir un buen balón de los pies de Caballero.

Tras el intermedio, cambios. En el Éibar, al que no le salían los planes, el técnico Garitano dio entrada a Eizmendi y Diego Jiménez en lugar de Capa y Gilván. El panorama no se alteró de manera drástica. Al Éibar le iban entrando las prisas y el Córdoba controlaba bien, con disciplina táctica y buena presión, atentos todos a las marcas. Con oficio. Y, además, con algunas ocasiones. No para angustiar a la grada de Ipurua, pero lo suficiente como para disuadir a los locales de lanzarse a tope hacia el marco de Saizar. El de Barakaldo estuvo seguro toda la tarde. Abel lanzó un disparo envenenado que no logró su destino antes de abandonar el campo para que entrase Uli Dávila, que hacía su debut oficial con los colores del Córdoba. El punta es el primer mexicano en la historia de la entidad. Después, Samu de los Reyes apuntaló la defensa porque Raúl Bravo, con molestias, se tuvo que retirar. Debutó también el argentino Ezequiel Pacheco.

Todo se encaminaba hacia un empate. Parecía incluso que ambos estaban satisfechos firmando el armisticio, pero llegó la puñalada de la mala suerte. En el tiempo añadido, ya sin apenas tráfico en las áreas, un balón de Eizmendi llegó al recientemente ingresado Urko Vera para que batiera a un sorprendido Saizar. Y todo terminó. Los de Villa protestaron un posible penalti sobre Uli Dávila, pero el árbitro miró para otro lado. De un golpe se esfumaron los sueños del liderato de Segunda y el Córdoba conoció, del modo más cruel posible, el sabor de la derrota por primera vez en el campeonato 13-14.

FICHA TÉCNICA

EIBAR, 1: Irureta, Bóveda, Raúl Navas, Albentosa, Yuri, Diego Rivas, Dani García, Capa (Eizmendi, 46'), Morales, Gilvan (Diego Jiménez, 46') y Arruabarrena (Urko Vera, 85').

CÓRDOBA, 0: Saizar, Janse, Fran Cruz, Iago Bouzón, Raúl Bravo (Samu de los Reyes, 81'), Abel (Uli Dávila, 70'), Luso, Pedro, López Silva, Caballero y Xisco (Germán Pacheco, 84').

ÁRBITRO: Arias López (Cántabro). Tarjeta amarilla al local Albentosa y al cordobesista López Silva.

GOL: 1-0 (91') Urko Vera.

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la cuarta jornada del campeonato de Liga de Segunda A disputado en Ipurua ante unos dos mil espectadores.

Etiquetas
stats