El Córdoba busca en Suiza y Luxemburgo el fin de sus problemas de liquidez

Jesús León, junto a Isabel Ambrosio y Pedro García en el palco de El Arcángel | MADERO CUBERO

No es ningún secreto que la situación es complicada. Ya no sólo en el plano deportivo, con el equipo colista y a diez puntos de la permanencia, sino en el institucional. Son diversos los frentes que tiene abiertos hoy por hoy el Córdoba, entre ellos una falta de liquidez que provoca retrasos en pagos tanto a trabajadores y futbolistas como a algún proveedor de servicios. A este problema pretende darle solución el club los próximos días con el ingreso adelantado de los pagarés pertenecientes al traspaso de Sergi Guardiola al Valladolid. La cuantía en este sentido es superior a cuatro millones, una cifra que están dispuestos a abonar de inmediato entidades como bancos o un fondo de inversión de Luxemburgo. De todas hay ofertas sobre la mesa, por lo que desde El Arcángel se trabaja en aceptar la mejor opción.

La intención del conjunto blanquiverde no es otra que la de zanjar la problemática y asegurar liquidez hasta final de temporada. Sobre todo, después de que en enero se conociera el atraso en los pagos de noviembre y diciembre a la plantilla. En los últimos días dicha realidad se repite con la nómina de febrero. La vía para poner punto final a este capítulo es precisamente la de cobrar ya los más de cuatro millones de euros que en pagarés del Valladolid sirvieron para cerrar la compraventa de Sergi Guardiola, tal y como adelantó este jueves el digital deportivo Cordobadeporte.com. Un extremo éste que ha confirmado la propia entidad a CORDÓPOLIS. Así, el propietario y presidente del Córdoba, Jesús León, pretende cerrar tan espinoso tema a la mayor brevedad.

El hecho es que el club tiene sobre la mesa varias ofertas para abonar la mencionada cantidad. De tres en concreto ha puesto en conocimiento a este periódico la fuente consultada. Son dos bancos, uno de Suiza y otro español, y un fondo de inversión de Luxemburgo las entidades que han hecho llegar sus propuestas al Córdoba, que ahora estudia los pormenores de cada posible contrato para elegir la mejor opción. Más que nada por el aspecto de los intereses, que en algunos casos anteriores se elevaron en demasía. De hecho, desde el conjunto blanquiverde confirman que esta fórmula pudo algún tiempo atrás -recientemente-. Las condiciones no eran las más adecuadas. Sea como fuere, Jesús León quiere sellar un acuerdo en lo que resta de semana y poner la rúbrica a comienzos de la siguiente.

De esta forma, el Córdoba quiere solventar sus problemas de liquidez no sólo a corto plazo sino hasta final de la presente temporada. Tal es la pretensión que incluso en la entidad barajan abonar nóminas de manera adelantada una vez cuente con dinero en sus arcas para poder hacerlo. Mientras, la propiedad del club mantiene la tranquilidad en torno a esta situación. Principalmente, según apuntan desde El Arcángel, porque los futbolistas y los trabajadores son conocedores de la labor que en este sentido se sigue desde hace días. La problemática resurge, por cierto, al tiempo que el anterior máximo accionista del cuadro califal, Carlos González, anunció que haría una oferta a Jesús León para recuperar el mando. Ésta consistiría en la condonación de los 4,5 millones de euros que el montoreño ha de abonarle aún para zanjar definitivamente la compraventa acordada en enero de 2018. El rechazo es la única respuesta que baraja hoy por hoy el actual dueño de la sociedad.

Etiquetas
stats