El Córdoba B acaba con nueve y sale con vida de Granada

.
Los de Pablo Villa caen por 1-0 ante el filial rojiblanco tras sufrir las expulsiones de De las Heras y Raíllo, además de la del segundo entrenador Julio Cruz

No cosechó un buen resultado para una eliminatoria, pero sí transmitió las mejores sensaciones para un duelo del que sólo uno sigue adelante. El Córdoba B, arropado por un millar de seguidores que ofrecieron una lección de señorío y ejemplaridad, perdió por 1-0 ante el Granada B en el estadio de Los Cármenes, en el que se congregaron unos seis mil espectadores para asistir al partido de ida de la segunda eliminatoria del play off de ascenso a Segunda B. El litigio sigue abierto. La resolución llegará en El Arcángel (domingo, 19:00 horas) en una cita que desde ya ha comenzado a generar expectación. Se prevé una asistencia récord para respaldar la emocionante aventura del filial, que ha conseguido conmover al cordobesismo por sus resultados y la forma de conseguirlos. Un estilo como el que demostró en Granada, donde supo aguantar las embestidas del infortunio encarnado en un árbirto, el murciano Romero Pérez, que tuvo una actuación desquiciante.

El Córdoba encajó el único tanto en un equilibrado partido en el minuto 32, tras sacar Sergio Martín el máximo provecho a una acción de estrategia. Nada más empezar la segunda parte, el B sufrió la expulsión por dos amarillas de De las Heras, lo que condicionó el choque porque los de Villa tuvieron que aumentar las precauciones atrás, aunque nunca dieron la sensación de perder el control. Ni siquiera cuando, en otro de los capítulos de su surrealista jornada, expulsó a Raíllo por entender que había sacado el brazo al pugnar por un balón aéreo. Con dos jugadores menos y 25 minutos por delante, la hinchada granadina dejándose la garganta entre los ánimos a su equipo y las puyas de pésimo gusto hacia los blanquiverdes, y el árbitro envalentonado en su chufletera actuación, el Córdoba B tuvo que exponer lo mejor de su repertorio mental para escapar del mejor modo de aquella situación de pesadilla. Consiguió mantener el 1-0 y aún pudo conseguir algo mejor, pues tuvo un par de faltas lanzadas por Toni Seoane que pusieron un nuevo en la garganta a los nazaríes. Queda la vuelta en El Arcángel, donde todo es posible. Será para verlo.

Etiquetas
stats