El Córdoba está que arde

Francisco y Aythami caminan juntos en un entrenamiento en la Ciudad Deportiva | ÁLEX GALLEGOS

Empieza agosto con todo lo que eso significa. Ya está el calendario listo y los equipos ajustan tuercas ante el inicio de la competición oficial. El Córdoba sabe contra quién jugará en la Liga y en la Copa del Rey. También ha compuesto, como ha podido, un calendario de amistosos que esta semana tendrá escala en Linares el sábado 4. Hay escenario, pero faltan actores. El arranque de mes llega para los blanquiverdes con una doble sesión en la Ciudad Deportiva, donde padecerán los rigores de la primera ola de calor del verano mientras siguen las consignas de un entrenador, Francisco Rodríguez, que vive desconcertado. Hoy dirigirá a un grupo que sigue teniendo agujeros. Le faltan piezas indispensables y es bastante probable que algunos de los que están ahora bajo su mando cojan la puerta en próximos días. “Quién sabe lo que pasará”, dejó dicho Aythami, uno de los capitanes, que se entretuvo en dejar mensajes enigmáticos en las redes sociales una vez que se filtró al dominio público su petición al club de la carta de libertad. Así están las cosas en el Córdoba, que necesita con urgencia medidas que reparen sus averías.

El plantel retoma la rutina en Córdoba después del stage en Montecastillo, en el que el grupo ha tratado de abstraerse a la situación sin conseguirlo de manera completa. Más allá de las declaraciones conciliatorias de jugadores con peso en el vestuario, como Alfaro, Fernández o Javi Lara, se ha dejado sentir un malestar latente ante la lista de preguntas sin respuesta en el Córdoba. En los últimos días, el presidente Jesús León y el director deportivo Rafael Berges se han mantenido alejados de la esfera pública y centrados en resolver cuestiones prioritarias. El mandatario estuvo en Madrid resolviendo con Carlos González los capítulos pendientes del proceso de compraventa. Según fuentes cercanas a la negociación, se abonó lo pactado hasta el momento y se reajustaron fechas y modo de pago de los 5 millones que aún faltan por liquidar de los 9'5 del total de la operación.

También está el montoreño enfrascado en conversaciones con el Getafe para renegociar el pase de Sergi Guardiola, convirtiendo la cesión inicial en una venta por una cantidad siempre inferior a los 10 millones de euros que contempla la cláusula del delantero jumillano. Ese ingreso -al que podría unirse el del traspaso de Javi Galán, que sigue en el escaparate- daría una nueva dimensión al límite salarial blanquiverde, aliviado también por la salida de jugadores como Jordi Ortega -ya en el Melilla de Carrión- y, posiblemente, alguno más. El tiempo apremia y ya hay jugadores anotados en la agenda de Rafa Berges, director deportivo del club, un cargo que desempeñó el despedido Luis Oliver y al que opta -sea ese o cualquier otro de gestión deportiva- Pedro Cordero, quien ha declarado tener un contrato firmado con León desde mediados de julio y aguarda que le comuniquen cuándo empezará a trabajar. ¿Lo hará? No se descarta ninguna hipótesis.

En medio de un panorama de incertidumbres, el equipo regresa con un plan de trabajo para la semana. Doble sesión el miércoles, única el jueves, doble el viernes y, para el sábado, sesión matutina y partido por la tarde en Linares. Quizá para entonces se hayan resuelto ya algunas cuestiones.

Etiquetas
stats