El Córdoba abona, ahora sí, las cifras adeudadas a Cisma y Montelongo

Javier González Calvo, en una comparecencia de prensa | MADERO CUBERO

Ahora sí, el asunto está zanjado. Ocurre después de que la situación resultara un tanto incierta según la vía utilizada en un principio. Lo cierto es que la deuda contraída con Domingo Cisma y Bruno Montelongo, que se conociera allá en junio, está resuelta de una vez por todas. Dicha circunstancia es una realidad definitivamente una vez que Unión Futbolística Cordobesa (UFC) realizara el pago de las cifras, que ascienden en total a casi 150.000 euros, en la jornada del jueves. Por tanto, la entidad, que cierra el tema a través del Córdoba CF SAD -sociedad obligada y la que puede responder a día de hoy-, solventa un problema que, de persistir, hubiera podido derivar en el descenso administrativo del conjunto blanquiverde a Tercera.

La respuesta efectiva al compromiso se dio durante el jueves, según ha adelantado el espacio ‘La Jugada de Córdoba’ de Canal Sur Radio en Twitter y ha podido confirmar este periódico. Como es lógico, el pago de las cuantías adeudadas, que en conjunto son de 147.882 euros, lo efectuó UFC -pero a través del Córdoba CF SAD- a la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE). No en vano, es dicho organismo el que recibe las reclamaciones de los jugadores y eleva los casos a denuncias. La operación se realizó casi con urgencia, ya que este viernes es cuando estaba prevista la reunión de la Comisión Mixta de la AFE y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

El escollo se salva un mes y medio después, aproximadamente, de que saliera a la luz la petición de abono por parte de Domingo Cisma y Bruno Montelongo en relación a cantidades de temporadas anteriores. Corresponden, en ambos casos, a sus salidas mediante rescisión unilateral por parte del Córdoba CF SAD en su momento, hace no pocas campañas. La dificultad de poner punto final a este asunto radicaba en el hecho de que UFC no tenía capacidad para utilizar el dinero sobrante del que en noviembre consignó en el Juzgado de lo Mercantil número 1 para la adquisición de la unidad productiva de la sociedad original. También en el sentido de que, aún en la actualidad, requiere la actuación del administrador concursal, Francisco Estepa, en intervenciones de este tipo.

Dicho de otro modo, y como quedó escrito con anterioridad, el desembolso se hizo a través del Córdoba CF SAD sin trascender la partida de procedencia del dinero -si es del consignado en sede judicial o no-. Sea como fuere, el conjunto blanquiverde sella de forma satisfactoria, al menos en teoría, un último contratiempo antes de conocer si la RFEF autoriza o no la inscripción de los equipos del cuadro califal a través de UFC. Por otro lado, para que se cuente con un contexto claro, entre el 23 y el 24 de junio se supo de la problemática a partir de uno de los informes de la administración judicial de la SAD. También entre esos días, tal y como señaló CORDÓPOLIS entonces, la sociedad que está al frente del club  desde noviembre garantizó el pago de las cifras adeudadas con parte de la total consignada en el Juzgado de lo Mercantil número 1.

Etiquetas
stats