Contundencia en defensa y pundonor en ataque, las claves

FOTO: MADERO CUBERO
Fran Cruz, debutante en Segunda en El Arcángel, y Strahman, protagonistas de una cálida noche agosto con final feliz

La sonrisa de Fran Cruz hace gala y, a la vez, honor a un estilo de juego. Este joven canterano, que debutó en Anduva un único minuto en Segunda, ha vivido en su feudo los mejores noventa y cuatro minutos de su trayectoria como futbolista. Con un futuro más que esperanzador y con la hegemonía de quien puede ser un hombre importante en este Córdoba, comparecía ante los medios a sabiendas de haber completado un buen partido.

Pero la humildad de este chico es tal que lo primero a lo que se ha referido es al hecho de haber compartido convocatoria con su hermano Bernardo.  Así, se ha manifestado “muy contento” por dicho motivo y por haber contribuido para que la zaga no haya concedido o apenas ocasiones.

Para Cruz, “la labor defensiva ha sido del equipo completo”, un menester este que es uno de los condicionantes para ganar porque, para que eso se consiga, “la portería tiene que estar a cero”.

El central zurdo, que ha dicho irse con “un buen sabor de boca” por sumar tres puntos, ha dejado claro que la victoria es un pequeño paso en el campeonato dado que “no varía nada”, con respecto al trabajo que hay que desarrollar.

De su lado, el goleador, el argentino Strahman, que confía en continuar mejorando día a día “sin marcarme una meta de goles” ha explicado que “yo sólo he sido el que ha empujado la pelota”, compartiendo méritos con sus compañeros después de un partido trabajado en cuanto a movilidad y posesión se refiere.

El Córdoba, que ha gustado al respetable ha conseguido combinar una contundente defensa con un pundonoroso ataque que ha concluido con los primeros tres puntos sumados para el casillero blanquiverde.

Etiquetas
stats