El Ciudad de Lucena también avanza fuera del campo

Imagen corporativa del convenio con Top Health | CIUDAD DE LUCENA

Necesario. Planificar la plantilla para conseguir los objetivos marcados en el verde es muy importante, pero también lo es el trabajo realizado en los despachos. A veces, las negociaciones con empresas locales o nacionales son obligadas para que el presupuesto general aumente y así conseguir más recursos utilizables en lo deportivo. Después de quedarse a las puertas de la Segunda División B, el Ciudad de Lucena sigue creciendo como club y ha conseguido una serie de convenios que les hace desarrollarse como club. Y es que la entidad dirigida por Jorge Torres quiere que su proyecto no sea solo de una temporada ya que tiene como objetivo sentar las bases de un equipo que tiene que emerger en un futuro no muy cercano. Por ello, a través de sus redes sociales, el conjunto lucentino ha anunciado el acuerdo con la marca de ropa Nike, que seguirá vistiendo a los futbolistas, y con el centro deportivo Top Health.

La mayoría de la actividad de un club no se centra en el césped. La entidad debe realizar acuerdos con empresas para darse a conocer al público y conseguir ingresos extras para que la planificación de la plantilla sea lo más satisfactoria posible. Una vez que el proyecto se haya consolidado en Tercera División, el Ciudad de Lucena sigue queriendo desarrollarse como sociedad. Por ello, en la última semana ha anunciado una serie de acuerdos que les hace elevar su estructura para la próxima temporada. Este primer contrato ha sido con una marca de ropa. Y es que el conjunto lucentino ha renovado con Nike el acuerdo que les unía como proveedor oficial de ropa y, una vez más, vestirá a los celestes en la cuarta categoría del fútbol español. Asimismo, el club presidido por Jorge Torres ha conseguido un convenio con el centro deportivo Top Health con el fin de que los jugadores del primer equipo puedan utilizar sus instalaciones durante el presente curso.

Aunque parece que la planificación está prácticamente terminada a falta de flecos. Tras la renovación de los hermanos Carrasco, la dirección deportiva iba encarrilando a un equipo que deberá luchar por ascender a Segunda División B. Por ello, el Ciudad de Lucena ha dejado marchar a futbolistas que destacaron durante la temporada pasada como Erik o Luismi, pero ha incorporado a profesionales que intentarán llevar la elástica azulilla a lo más alto. Pablo Molina, Marcos Pérez, Álex Lázaro, Juan Delgado, Michael Conejero, Nacho Fernández, Mario Sánchez, Adri Soto, Álvaro Pérez, Guille Roldán y Luciano Pierce se han adherido a una causa en la que continúan, tras renovación, Pablo Gallardo, Mario Ruiz, Zurdo, Toni Pérez y Maero. Un curso que será vital para la entidad lucentina, aunque competirán acompañado tanto de público en sus casas, por el momento, como de empresas colaboradoras. Avanzando fuera del campo.

Etiquetas
stats