Cinco apuntes para una semana que puede cambiar al Córdoba

Aguado, ante el Sporting | MADERO CUBERO

Esto está que arde. El Córdoba vive inmerso en una revolución global de la que saldrá un club totalmente distinto al que se ha conocido en los últimos tiempos. De momento, ya tiene claro que la próxima temporada militará en la Segunda División B y saldrá de la órbita del profesionalismo después de doce años. Seguramente es la única certeza en un caldero en el que se cuecen dudas, guerras de poder, intereses cruzados y escándalos. Los próximos siete días se avecinan intensos. Arrancarán este lunes con el regreso del equipo después de un puente vacacional -se marcharon el viernes a mediodía y regresan al tajo en la tarde de este lunes- en el que se consumó, paradójicamente, su primera victoria desde hace meses: 1-0 de despacho ante el expulsado Reus.

Nada que celebrar. Los auténticos partidos se van a jugar en el terreno mediático y en varios despachos -en Córdoba, en Madrid...- en los que se está perfilando el porvenir de una entidad que está en una situación crítica. Prepárense para siete días de líos y un próximo fin de semana en el que se puede consumar la pérdida de categoría del equipo cordobesista. ¿Saben dónde? Pues en Las Palmas, el lugar en el que hace poco menos de cuatro años ascendió a Primera División.

¡González ya está aquí!

"Estoy listo para volver", declaró a CORDÓPOLIS Carlos González, expresidente blanquiverde que esta semana tiene previsto viajar hasta Córdoba para ofrecer una negociación a un Jesús León que "no puede seguir ni un minuto más". El empresario tinerfeño considera "imposible" que el montoreño pueda hacer frente antes del 31 de julio al pago de los 4'5 millones que aún le queda por abonar de la operación de compraventa en enero de 2018. González asegura que tiene un plan para "salvar al Córdoba" y "devolverlo al lugar que su afición y la ciudad merecen".

González pretende alcanzar acuerdos con "todos los que quieran al Córdoba" para no pensar "en lo que pudo ser y no fue", centrándose en "el futuro" y asumiendo que "todos" -"y yo el primero", matiza- han "cometido errores" para que la situación haya derivado en un club que ahora está hundido deportiva y económicamente. El anuncio de su posible regreso ha causado reacciones de todo tipo entre el cordobesismo, que van desde el espanto a la ilusión desesperada. El hecho es que la operación de venta no se llegó nunca a terminar y González está en Córdoba. Hay partido.

¿Qué dice Jesús León?

Desde que se produjo el descenso de hecho en la bochornosa tarde ante el Lugo (0-4), el máximo accionista y presidente del Córdoba no ha hecho ningún tipo de declaración pública. Desde varios frentes se le ha reclamado una comparecencia -el caso de Minoritarios ha sido especialmente explícito- para explicar cómo está el club y qué planes hay para reflotarlo, pero más allá de mensajes en redes sociales, confidencias a los más allegados y recados a través de intermediarios, León ha dedicado todos sus esfuerzos a buscar liquidez para pagar las nóminas atrasadas. No lo ha conseguido y el nivel de indignación -especialmente en el colectivo de empleados del club- supera todos los límites. Fuentes del club han asegurado que León comparecería "con casi total probabilidad" a lo largo de la semana en una rueda de prensa para dar a conocer al cordobesismo su plan inmediato. El nivel de crédito del mandatario está bajo mínimos.

El drama de los impagos a los empleados

El viernes de la semana que entra se llegará al día 10 de mayo, estipulado como límite del pago de la nómina de abril para los trabajadores del Córdoba. Febrero y marzo aún están sin abonar. La entidad anunció que la semana pasada se pondría al día con respecto a la mensualidad de febrero, anunciando además una bonificación extra para el personal no deportivo por su "paciencia". El viernes aún no habían recibido la transferencia. Solo se hizo una excepción: el jugador Andrés Martín, con los emolumentos más bajos de la primera plantilla y, a día de hoy, el profesional con más posibilidades de ser traspasado. Ya hay clubes que se han interesado por él y el Córdoba tratará de hacer caja. El movimiento en las entrañas de El Arcángel es importante y puede desembocar en acciones de protesta.

Las matemáticas se lo dirán: descenso a Segunda B

No por esperado será menos doloroso el momento de decir adiós a la Segunda División. El desenlace podría producirse el próximo domingo 12, a partir de las 20:00, en el Estadio Gran Canaria de Las Palmas. Sería un cruel guiño del destino. En lo deportivo, Rafa Navarro sigue trabajando con una plantilla absolutamente desmotivada y sin tensión, a la que el técnico ha tratado de motivar apelando al "egoísmo personal" para "encontrar un equipo la temporada que viene". Quedan todavía cinco partidos y hasta mediados de junio no termina una competición que está siendo una auténtica tortura. Tras el choque ante Las Palmas, el Córdoba volverá a El Arcángel para dirimir el domingo 19 un choque frente al Nástic de Tarragona, otro cadáver deportivo que está sentenciado a la pérdida de la categoría.

El cordobesismo exige explicaciones: se avecina tormenta

La escasa afluencia de espectadores a El Arcángel, los cánticos hirientes y el desapego general han ido desembocando en la indignación de los colectivos más implicados, las peñas. La tradicional desunión en este colectivo ha desaparecido a la hora de elaborar un comunicado conjunto de extrema dureza, en el que reclaman a León que "dé la cara". Un total de 21 peñas emitieron este sábado un escrito en el que "exigen" al accionista mayoritario y presidente, Jesús León, que comparezca públicamente "como y donde le plazca" para "dar explicaciones" sobre al estado de la entidad y su futuro.

El grupo muestra su inquietud por "la maltrecha economía de nuestro Córdoba" y expresa "la creencia" de que "tanto el patrimonio como el futuro de nuestro club están siendo esquilmados por su actual propietario". El escrito señala que las peñas se ven obligadas "a su pesar" a lanzar un llamamiento "con la esperanza de que sirva de espoleta" para que el máximo mandatario andaluz "se digne de una vez a dar una explicación" que sea "clara y sin rodeos" y "deje de esconderse". Las peñas cordobesistas lamentan que "los impagos a los trabajadores", que "han convertido a la entidad en morosa" y "los engaños en general" a los trabajadores del club, "con familias y cargas económicas que deben afrontar día a día siendo el único responsable de situaciones dramáticas en ellas don Jesús León López". El colectivo de seguidores blanquiverdes insta al que "es, de momento, el máximo accionista del Córdoba" a que comparezca públicamente de inmediato y que "nos ilustre" sobre "qué nos deparan las próximas semanas con respecto a la supervivencia de una entidad con 65 años de historia".

Etiquetas
stats