Fin de ciclo: Jona toma rumbo a Cádiz

Jona celebra un gol en El Arcángel | MADERO CUBERO

A Jona no le han salido las cosas en Córdoba, al que llegó declarando que se sentía “un privilegiado”. Unos meses después toma la puerta de salida. De fichaje estelar en verano a cesión invernal a un equipo que podría considerarse rival directo. Porque, dadas sus angustiosas circunstancias, cualquier adversario de los blanquiverdes es visto como una oportunidad para agarrar sustento. El hondureño se va al Cádiz, con el que el Córdoba ya se ha enfrentado -y perdido- en las dos ocasiones. En el Carranza, Jona tratará de recuperar su mejor versión como goleador. En los últimos meses no la ha visto, ni de lejos, en un Córdoba volcánico. El club blanquiverde ha dado oficialidad al traspaso a través de un comunicado oficial en sus redes sociales, en el que desea “muchos éxitos y mucha suerte” en su carrera deportiva a un jugador que llegó con fanfarrias y sale entre pitos. Va de prestado al Cádiz, que se reserva una opción de compra en el mes de junio.

Con contrato hasta 2020, una ficha alta y un bagaje más que discreto (3 goles en la primera vuelta), Jona fue colocado en el escaparate por su representante en las últimas semanas. En el Córdoba, con Guardiola como referencia absoluta, su protagonismo era escaso o nulo. En Elche colocaron su nombre como uno de los refuerzos invernales para pelear por el regreso a Segunda División, aunque finalmente fue el Cádiz el que logró paliar una de las carencias que habían visto sus responsables técnicos. Buscan un delantero de refuerzo para pelear por el regreso a Primera -van muy bien encaminados- y de Jona guardan un inmejorable recuerdo: estuvo allí en Segunda B y marcó 18 goles en 32 partidos. Los cadistas no pudieron cumplir su objetivo al final. Ahora, en un escenario radicalmente distinto y mejor, quieren recuperar a uno de sus ídolos de antaño.

El protagonismo de Jona en el Córdoba ha ido decreciendo con el paso de las jornadas y el declive del equipo. El delantero de ascendencia hondureña, nacido en la barriada malagueña de El Palo, dio dos efímeras alegrías a Juan Merino, el técnico que suplió a Luis Carrión. Los empates ante Numancia (1-1) y Sevilla Atlético (1-1) tuvieron mucho que ver con el papel de Jona. Ante los sorianos, en El Arcángel, marcó gracias a un dudoso penalti. En el Viejo Nervión logró batir al portero del filial hispalense antes de que se cumpliera el primer minuto de la segunda parte. “Estamos convencidos, con fuerzas, con ganas y con todo, pero también ves que haces buenos partidos y no te llevas los tres puntos. Eso al final jode y duele, pero es una plantilla experimentada y que en realidad tiene calidad, aunque ahora la confianza también nos está pesando un poco”, contó tras el último partido que jugó como titular. Luego coleccionó minutitos saliendo desde el banquillo. Merino le sacó del once y Romero no lo recuperó.

Jona Mejía ha sido un trotamundos hasta ahora. El ariete, que cumplió 29 años el pasado 7 de enero, ha pasado por el Lorca, Melilla, Deportivo B, Zamora, Ourense, Guimaraes (Portugal), Jaén, Cádiz, Albacete y UCAM Murcia. Sabe bien lo que es la presión. Con los dos últimos equipos -también con el Real Jaén- vivió un descenso a Segunda B siendo el máximo goleador. Ahora retorna al Carranza, uno de los lugares en los que fue más feliz.

Etiquetas
stats