Una charla de cincuenta minutos y entrenamiento

Los hombres de Berges regresan al trabajo en el mejor día Xisco desde su aterrizaje en Córdoba; Abel reconocer haberse ido “jodido” tras los errores del domingo

No ha sido un día cualquiera. El equipo blanquiverde ha recibido una charla poco habitual. En ella, que se ha desarrollado en el interior de El Arcángel, el cuerpo técnico ha reflexionado sobre los errores cometidos el pasado domingo ante el Villarreal. La misma ha servido como revulsivo porque los hombres de Berges no llegaban especialmente afectados a la Ciudad Deportiva.

A las 11.50, tras casi una después de la hora fijada, el equipo al completo ha pisado el césped imbuido por las directrices recién recibidas. Los juadores, la mayoría con gesto sonriente, se ha ejercitado en una mañana fría y lluviosa donde apenas ha habido presencia de aficionados.

La sesión, en la que dos grupos se han repartido para practicar acciones de defensa y ataque de balón, ha concluído con un partidillo en campo a lo ancho donde especialmente se ha visto efectivo a Xisco.

El delantero, que el pasado fin de semana, tampoco formó parte de la convocatoria quedándose una vez más sin tener opción de participación, ha brillado durante unos minutos, llegando a enlazar cuatro tantos consecutivos y liderando la acción de gol del equipo en el que ha participado.

Durante el entrenamiento se ha visto a Berges un tanto más reservado que en otras ocasiones. El entrenador, que con gesto algo serio, ha estado muy pendiente del trabajo que hacían sus hombres y de cómo Esau y el propio segundo, Rafael Reyes, han terciado con los jugadores durante los ejercicios programados.

Tras la jornada, que ha llegado a su fin pasada la una de la tarde, ha pasado por sala de prensa en centrocampista Abel que, entre otras declaraciones, ha reconocido haberse ido “jodido” por los errores cometidos en el encuentro ante el Villarreal.

Etiquetas
stats