César y Solano, entre los mejores de la LNFS pero sin el premio final

César, en un partido con el Córdoba Futsal en Vista Alegre | ÁLEX GALLEGOS

La suerte no les sonríe en el último instante. O más bien, quienes ejercieran de jurado no optan por ellos. Pero da igual pues el reconocimiento generalizado ya lo tienen. De hecho, el premio más importante que pudiera recibir uno de ellos es dar el salto a otro equipo de mayor rango -no deben doler prendas a la hora de asumirlo-. El caso es que César Velasco y Francisco Javier Solano tienen que conformarse con estar entre los mejores de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS). Y no es poco esto, cuidado. Tanto es así que ya supone un galardón el hecho de haber sido elegidos entre los tres más destacados en las categorías de jugador revelación y pívot en la deportiva pugna que el ente realiza cada año tras el campeonato de Primera. Quedan los títulos esta vez para Juanra, del Viña Albali Valdepeñas, y Pito, del Movistar Inter, respectivamente.

Hace unas semanas se conocía la doble nominación cordobesa. Fue la propia LNFS la que comunicó la candidatura de César en la categoría de jugador revelación y Solano en la de mejor pívot. Ambos se colaban entre los tres mejores de la 2019-20 después de una votación abierta a los aficionados en la web del organismo. El primero accedió a final junto con David Álvarez, del Industrias Santa Coloma, y el mencionado Juanra, del Viña Albali Valdepeñas. Precisamente este último fue el que se llevó el trofeo de la modalidad tras la elección hecha por entrenadores y capitanes de Primera y Segunda. Con todo, el egabrense puede darse por satisfecho si se tiene en cuenta que a sus 21 años deslumbró en la mejor liga del mundo. Lo hizo en su primer curso en la máxima categoría y como miembro de un Córdoba Patrimonio de la Humanidad que también se estrenaba. Todo ello le valió para firmar con Osasuna Magna, equipo de play off.

Poco antes de saberse la nominación de César la LNFS publicó la terna de candidatos al trofeo al mejor pívot de la temporada. Una categoría ésta en la que se encontraba el bujalanceño Solano. Muy probablemente, los aficionados tuvieron en cuenta su gesto deportivo ante el Fútbol Emotion Zaragoza -que le significó un reconocimiento-. Pero a buen seguro no faltó su actuación global durante la campaña, sobre todo desde enero con el Jimbee Cartagena. El cordobés fue escogido junto con Paradynski, de ElPozo Murcia, y Pito, del Movistar Inter. El jugador del cuadro madrileño fue el galardonado en esta ocasión por técnicos y capitanes.

Con todo, ambos futbolistas atraviesan una etapa dulce. En el caso de César, por su mencionada incorporación a Osasuna Magna con una juventud que le puede llevar a cotas todavía más altas. Mientras, Solano cerró el curso como una de las piezas más importantes para su entrenador, Pato, y ahora se reúne en Cartagena con otros dos jugadores de la tierra: Rafael García Bebé y Andrés Alcántara Andresito. Además, y no es menos relevante, el bujalanceño obtuvo el Trofeo Agua Sierra Cazorla al Fair Play por parte de la LNFS. Tal premio lo obtuvo merced a la antes referida acción de juego limpio en la pista del Fútbol Emotion Zaragoza, en la que mandó fuera el balón cuando lo tenía todo a favor para marcar. Lo hizo al ver a un rival dolorido en el parqué.

Etiquetas
stats