Goleada histórica para seguir vivo

Willy, en el momento del 0-2 al Linense.

El último clavo al que agarrarse. El último punto de apoyo al que asirse. La goleada del pasado domingo del Córdoba ante la Balona supone, además del lógico espaldarazo anímico, una jornada más con vida. Si bien llegaba a la fecha pasada con pocas posibilidades e incluso con la opción de saltar al Municipal de la Línea sin nada en juego, todo se puso acorde a los intereses cordobesistas. Aun así, no era nada esperado el resultado que finalmente cosecharon los hombres de Germán Crespo: consiguieron un 0-5 definitivo, un marcador que no cosechaban fuera de casa desde hace más de una década.

Para observar la última victoria por cinco goles de diferencia hay que remontarse hasta la campaña 2005/2006, según el portal de Twitter @laligaennumeros. Así, han pasado casi 16 años desde que el Córdoba venciera por tal ventaja: mismo luminoso que en La Línea, pero en la jornada 15. El cuadro blanquiverde, entonces dirigido por Pepe Escalante, endosó cinco dianas en su visita al Díter Zafra gracias a las aportaciones de Txiki, Ruano, Chumi en propia puerta, Pablo Villa y Javi Flores, que anotó su primer tanto con la camiseta cordobesista. La anterior a ésta ya pertenece al siglo XX; concretamente, al año del ascenso en Cartagena. El Córdoba también de Escalante anotó una manita al Moralo con las dianas de Pedro Aguado, Barajas, Rafa Fernández, Loreto y Miguel Ángel.

Lo particular de la goleada en La Línea de la Concepción, en cualquier caso, corresponderá sólo a ella misma. Y es que fue la primera vez en los 67 años de historia del Córdoba CF que éste anotó cuatro goles a domicilio antes del descanso. De las Cuevas abrió la lata, Willy continuó, Luismi Redondo amplió el festival y, de nuevo, De las Cuevas puso la puntilla en una primera parte que rozó la perfección. Si se tiene en cuenta el cómputo total de partidos tanto de local como de visitante, el cuadro blanquiverde no anotaba cuatro goles en 36 minutos desde que lo hiciera en el curso 1987-88, cuando ganó al Daimiel por dicha diferencia al tiempo de asueto con sendos dobletes de Mariano Mansilla y Toto.

El festival anotador fuera de casa, además, no ha sido tan poco común como sí lo ha sido la ventaja en sí. Así, la escuadra cordobesista no anotaba cuatro goles o más a domicilio desde la 2018-19, cuando los tantos de Javi Galán, Sebas Moyano, Luis Muñoz y De las Cuevas dieron el pase a la siguiente ronda de Copa del Rey ante el Elche (1-4). Sólo en liga, hay que retrotraerse más allá. En la 2015-16, el Córdoba empató a cuatro dianas en su viaje para enfrentarse al Nástic de Tarragona, con triplete de Florin Andone y diana de Fidel incluidos. Con las tornas cambiadas y una situación totalmente antónima a aquella, el Córdoba, esta vez sí, se encuentra ante una final que dirimirá su futuro más inmediato.

Etiquetas
Publicado el
4 de mayo de 2021 - 05:45 h
stats