Pablo Alfaro: "Vamos a ganar al Linares"

Pablo Alfaro, en un entrenamiento con el Córdoba

Una auténtica final, a pesar de que restan cuatro jornadas para finalizar la primera fase. Debido a la racha negativa donde se encuentra inmerso desde la derrota ante el Yeclano Deportivo (1-2), el Córdoba deberá cambiar la dinámica lo antes posible y tiene una oportunidad de oro para hacerlo. En frente estará una plantilla que es considerada como la mejor visitante, la que más victorias y menos empates ha conseguido y la que menos goles encaja de todo el Grupo IV-B. Un recién ascendido a la categoría como es el Linares Deportivo que ha demostrado a toda la competición que se puede realizar un gran papel en esta división sin tener un presupuesto enorme. Por ello y tras su paso por sala de prensa, el técnico blanquiverde, Pablo Alfaro, ha admitido que el encuentro de este fin de semana será muy complicado, aunque sus chicos saldrán a por todas. "Mi reto personal es devolver la ilusión que existía cuando llegamos", explica.

Un partido donde el Córdoba no dispondrá, a priori, de tres piezas fundamentales, aunque llega un futbolista que está llamado a ser muy importante en el tramo final de la primera fase. "Estamos con Jesús Álvaro y Carlos Valverde de baja médica. Además, Alberto del Moral tampoco estará por su expulsión. Javi Flores ha completado la semana con el grupo y estará en la convocatoria si no sucede nada extraño en el entrenamiento de mañana. El resto está en condiciones para competir el domingo", apunta un Pablo Alfaro que hace autocrítica después de los últimos resultados cosechados. "Somos conscientes de que debemos mejorar. Tampoco hemos concedido muchas derrotas, pero somos conscientes de que tenemos que sumar de tres. Ese es nuestro objetivo para este domingo que nos visita el líder por el momento. Tenemos que ser atrevidos, mantener el orden y competir al 100%. Lo que sirve ahora mismo es competir y ganar", admite.

Por otro lado, la semana de entrenamientos ha dejado un invitado especial que podría ser la principal novedad en la convocatoria. La temporada de Diego Domínguez no ha pasado inadvertida para el primer equipo y existen posibilidades de que se siente en el banquillo ante el Linares Deportivo. "Todavía estamos a viernes y el partido es el domingo. El chico nos ha aportado mucha ilusión y sabemos que está en un gran momento de forma. Queríamos verlo con el primer equipo y las impresiones que nos ha dejado son muy buenas", explica el técnico. Mientras tanto, las palabras del consejero delegado, Javier González Calvo, dejó varias dudas en la parcela blanquiverde y era una total incógnita si esas afirmaciones sentarían mal en el seno del vestuario, aunque Alfaro ha admitido que es un plus de motivación. "Lo ha asumido con madurez y responsabilidad. Éramos conscientes, pero el jefe nos lo ha puesto muy claro. En este mundo la presión existe y no nos tenemos que olvidar nunca que tenemos detrás a muchísima gente. Ellos tienen que tener la sensación de que damos todo lo que tenemos dentro. Las cuentas de la lechera a veces son demasiado largas".

Y es que las dudas han empezado a aparecer entre una hinchada cordobesista que ha comenzado a dudar sobre el compromiso de la plantilla debido a los malos resultados acaecidos en las últimas semanas. Sin embargo, el técnico maño ha salido en defensa de sus jugadores y admite que están comprometidos al máximo con esta entidad. "La plantilla tiene un nivel de compromiso importante y conoce la situación. Aunque no estemos cosechando los resultados que nos gustarían, los muchachos tienen compromiso. El partido pasado deberíamos haber marcado en una situación normal. Esas situaciones no se dan si el equipo no está comprometido. Somos conscientes de la igualdad y de nuestras deficiencias, pero tenemos que sobreponernos a lo malo. El único objetivo ahora es ganar al Linares Deportivo", apunta un Pablo Alfaro que no se quiere desviar de la meta. "Ni matemáticas ni nada. Linares, Linares y Linares. Nuestro único objetivo es conseguir la victoria. Debe existir esa presión y todo el mundo espera más de nosotros. No me voy a desviar en absoluto de nuestro objetivo".

En el último tramo liguero disputado, el Córdoba ha bajado su rendimiento de forma exponencial. De ganar cinco encuentros consecutivos y no encajar ni un solo gol, a no conocer la victoria en más de un mes. Un efecto Alfaro que se ha diluido con el paso del tiempo, aunque el entrenador piensa recuperar estas sensaciones lo antes posible. "Ha pasado poco tiempo y nuestra obligación era analizarlo todo desde el primer momento. Eramos conscientes de todo, pero al final las temporadas van avanzando, los rivales nos van conociendo y mi reto personal es devolver la ilusión que existía cuando llegamos. Ahora mismo se puede ver el vaso medio vacío, pero hay mimbres para revertir la situación", afirma un técnico que envía un mensaje de ilusión a la afición. "Cuando yo entré a El Arcángel el primer día, dije que tenemos que dar para poder recibir. El equipo tiene que dar y para ello tenemos que jugar para ganar. Esa ilusión que transmitimos cuando llegamos, tenemos que devolverla. Vamos a ganar al Linares".

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
19 de febrero de 2021 - 13:51 h