Ganas, ambición y tres puntos

Willy Ledesma y De las Cuevas celebran un gol

0

Un paso adelante necesario si quiere aspirar a las primeras plazas del Grupo IV. El Córdoba sigue convenciendo sobre el terreno de juego y ha superado un auténtico reto. Los chicos dirigidos por Germán Crespo, tras vencer ante Xerez Deportivo y Cádiz B, tenían que demostrar que eran capaces de ser competitivos en cualquier césped por muy mal que estuviera su estado. Por ello, era una total incógnita cómo iba a ser la adaptación al Estadio La Isla, pero los blanquiverdes impusieron su dominio desde el minuto uno. De hecho, el cuadro califa asestó dos golpes certeros a lo largo de la primera mitad, desactivando a un Coria que quería responder a los argumentos propuestos por los andaluces, aunque fue insuficiente la presión impuesta durante la segunda parte. Tanto fue así que los caurienses no inquietaron en demasía la portería defendida por Felipe Ramos y dejaron en bandeja una nueva victoria para el conjunto cordobés.

Emoción, ganas e intensidad. Así salió el Córdoba al Estadio La Isla intentando amoldarse a un terreno de juego en pésimas condiciones. Aun así, los blanquiverdes notaban el calor de una grada cordobesista que animaba con cierta cautela debido a una grada supletoria que, en vez de asientos, parecía un auténtico acantilado donde se podía venir abajo en cualquier momento. Sin embargo, el cariño de sus aficionados estaba presente en un césped que esperaba ansioso la respuesta de los chicos de Germán Crespo y no tardó en llegar. De hecho, en la primera acción del partido, Willy Ledesma conectó un centro medido de Carlos Puga para subir el primer tanto al marcador cauriense. Un gol que sentó de manera espectacular a una marea califa que saltaba sobre unos tablones de madera. En cambio, todavía quedaban alegrías por llegar.

Tanto es así que los blanquiverdes seguían asediando la portería defendida por Diego Mirón y Willy Ledesma aumentó la distancia en el luminoso. El delantero de Torremejía sacó un disparo fuerte abajo al que el guardameta cauriense no pudo hacer nada. En tan solo 20 minutos transcurridos, el Córdoba ganaba por dos tantos a cero en un escenario idílico para los visitantes. Aun así, el Coria debía demostrar el motivo por el cual han conseguido vencer en los dos primeros encuentros de la liga regular. De hecho, los locales tuvieron en la cabeza de Patxi Dávila -su único goleador de la temporada hasta este encuentro- inaugurar su cuenta particular, pero se marchó finalmente desviado. Aun así, la entidad califa quería volver a dominar el encuentro, aunque con acciones aisladas. Y es que Adrián Fuentes, primeramente, y Willy Ledesma, justo después, recuperaron en área local y, en primera instancia, el disparo del ex del Real Murcia fue repelido por el palo, mientras que el ariete de Torremejía se encontró con Diego Mirón en la última acción de la primera mitad.

La vuelta de vestuarios no cambió nada el encuentro. La afición cordobesista por fin disfruta viendo jugar a su equipo, sin miedo al ataque y primando la zona ofensiva que la defensiva, aunque intentando sin dejar de intentar la portería a cero. Por ello, los fieles que recorrieron cuatro horas de coche durante un domingo veían a una plantilla acorde a las exigencias que habían planteado en pretemporada, aunque no sería fácil conseguir tres puntos nuevamente. El Coria salió de nuevo al tapete -en deficientes condiciones- con la intención de encerrar al Córdoba en su propio campo, aunque los de Germán Crespo no iban a permitir esto. Tanto fue así que los blanquiverdes intentaron zafarse de esta presión con contragolpes rápidos, pero la fluidez en transiciones no era la misma y dejaba aire libre a un cuadro cauriense que seguía sin encontrarse cómodo en campo rival.

Por su parte, el Coria intentaba llegar con peligro al área blanquiverde, pero sufro otro hándicap en el ecuador de la segunda mitad. Patxi Dávila -su único goleador de la temporada- tuvo que dejar el terreno de juego por una lesión, dejando al conjunto cauriense sin apenas argumentos ofensivos en lo que restaba de encuentro. De hecho, el Córdoba dejó a un lado la zona atacante tras ver también como De las Cuevas se iba al banquillo después de un nuevo contratiempo físico. Aun así, la contienda llegaba a su final con Simo siendo un auténtico puñal en banda, dejando en bandeja para que Antonio Casas subiese el tercero al electrónico de La Isla y sentenciando el triunfo de un cuadro cordobés que suma su tercera victoria consecutiva en este inicio de temporada, consolidándose así, una semana más, en el liderato del Grupo IV de Segunda RFEF.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
19 de septiembre de 2021 - 20:26 h
stats