Deivid: "Córdoba ha sido donde más feliz he estado"

Deivid, en un partido del Córdoba en Primera en El Arcángel.

Un pilar fundamental en el Córdoba. Deivid dejó un muy buen sabor de boca en un club blanquiverde que volvió a probar el dulce sabor de Primera División allá por el 2014. Y es que el futbolista canario debutó con la elástica blanquiverde en la máxima categoría del fútbol español, aunque la experiencia de la entidad blanquiverde finalmente no fue la que se esperaba, batiendo récords negativos históricos. Aun así, el club califal pudo mantener un bloque atractivo y con toques muy ofensivos que pudo pelear al año siguiente en Segunda División. De hecho, este plantel se quedó a las puertas de subir nuevamente a Primera División, cayendo eliminado en el play off ante el Girona. En la actualidad, Deivid se encuentra jugando actualmente en el Atlético Paso, equipo que compite en Tercera División, y el periodista de PTV Córdoba, Nacho Serrano, ha decidido realizarle una entrevista para conocer más a la persona que al futbolista. "Una de mis prioridades siempre ha sido volver a Córdoba", explica el jugador.

Un Deivid que ha pasado por unos momentos muy duros que, incluso, le ha dejado al borde de la retirada. La mala dinámica comenzó en Valladolid y a partir de ahí llegó todo lo negativo. "Era uno de los capitanes del primer equipo y antes de lesionarme estábamos peleando por entrar en play off. Desde que llegué a ese vestuario tenía la impresión de que podíamos conseguir algo bonito e importante. Sin embargo, me costó mucho recuperarme de la lesión a nivel anímico. Veníamos de perder un bebé mi mujer y yo y a la semana siguiente me pasó la lesión", explica un defensor que admite que la situación no mejoró al volver a su tierra. "Después llega Las Palmas y me voy para allá. Yo sabía que iba a ser polémica mi llegada, evidentemente, pero tenía la espinita de intentar ascender otra vez con Las Palmas. Éramos unos jugadorazos, pero nunca un equipazo. El primer año en Las Palmas fue muy muy duro. Estuve cerca de entrar en depresión. Quería estar solo. El niño nació y al mes se me puso muy malito también. Fue una etapa muy dura".

Por otro lado y tras ver cómo lo de Las Palmas era inviable, Deivid decidió abrirse al mercado de Segunda B y Tercera División, aunque tenía un objetivo claro. "Una de mis prioridades siempre ha sido volver a Córdoba. Me preguntaron dónde he sido más feliz y sin duda respondí que Córdoba", apunta un canario que recuerda con mucho cariño las dos primeras temporadas defendiendo la elástica blanquiverde. "La primera etapa fue muy mala, porque a pesar de que jugué mucho con Djukic, el club no estaba preparado para la élite. Sin embargo, el segundo año fue un escándalo, fue increíble. Lo que viví fue fantástico. Desde el principio conecté con Oltra. Teníamos una confianza tremenda. Hicimos un vestuario buenísimo y la afición estaba entregada. Ahora lo piensas y tenías a Raúl de Tomás, que ahora la está reventando, de suplente. Teníamos a Xisco, Florin, Fidel, López Silva... Teníamos un auténtico equipazo y además muy buenas personas. Hicimos un grupo tremendo y Pedro Ríos nos ayudó muchísimo porque era un ejemplo en todo. En el play off tuvimos mucha mala suerte y de hecho creo que nos metieron un atraco terrible porque fue un penalti claro a Fidel. Yo creo que ante Osasuna jugando el último partido en nuestra casa hubiera sido otra cosa, pero no se dio", afirma.

A pesar de que su tercera temporada estuvo marcada por los contratiempos físicos, el central canario admira la capacidad de reacción que tuvo ese equipo. "El siguiente año empezamos también con Oltra y llegó mi lesión. En mi vida tuve un esguince de tobillo y me pasó lo de la cadera. Cuando me lesioné estábamos peleando en lo más alto junto con el Levante, pero cuando volví estábamos a tres puntos del descenso. Pasaron muchísimas cosas. Gracias a Dios me recuperé antes de tiempo y esa vez fue cuando me enamoré de la gente de Córdoba. Ellos se volcaron conmigo de una manera increíble con una lesión que era para siete u ocho meses y me recuperé en cuatro. Pude jugar los últimos diez partidos y si nos dejan un par de jornadas más también nos metemos en el play off", asevera un jugador que también subraya la presión de la ciudad califal. "Córdoba es exigente y es complicada. Un equipo que estaba hecho para estar arriba, pues al final pasó esto. Además, nos pasaron cosas como por ejemplo a Carlos Caballero, un hombre muy querido en el vestuario, que tuvo problemas familiares. Cuando no ganas, la gente exige y es muy complicado".

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
6 de marzo de 2021 - 05:00 h
stats