Tamaraceite y Córdoba se miden en un duelo de plantillas veteranas

Piovaccari, ante el Betis Deportivo en El Arcángel.

La experiencia es un grado, ya queda dicho. Aun así, no siempre asegura el éxito. Los expertos en esto del fútbol suelen apostillar que una mezcla de jugadores veteranos que aporten su carácter y liderazgo más los jóvenes, con hambre de comerse el mundo, es una fórmula que suele conducir al éxito. Como cada vez que la lógica se quiere imponer en el fútbol, la realidad le da una bofetada de sí misma, ello se suele ver hasta en categorías inferiores del balompié español.En uno y otro punto, Tamaraceite y Córdoba, rivales este fin de semana en Las Palomas de Gran Canaria, son perfectos exponentes de la experiencia en este deporte.

De hecho, del subgrupo de permanencia en la futura Primera RFEF, son los equipos que, exceptuando a los filiales, tienen una mayor edad media en sus plantillas. En el caso canario, tiene, con una amplia base de ex jugadores de la UD Las Palmas, un coeficiente de 28'3 años, donde destacan futbolistas como el central David García (39), el centrocampista David González (39) o el ex blanquiverde López Silva (38). En la situación del Córdoba, sólo está por delante de la escuadra del Juan Guedes cinco décimas, con una media de 28'8 años por jugador, con situaciones de edad en el DNI como las de Piovaccari (36), Carlos Valverde (36), Javi Flores (35) o Miguel De las Cuevas (34).

En los otros dos conjuntos del subgrupo por la fase de permanencia, el Real Murcia y la Balompédica Linense, están ordenados así por sus edades medias en la plantilla. En el cuadro pimentonero, destacan jugadores de amplio currículum como el cancerbero Nereo Champagne (36), el ex cordobesista Verza (34) o Víctor Curto (38); por ende, con sólo dos jugadores que superan los 35 años, por lo que hace bajar, irremediablemente, el coeficiente. Así, la Balompédica Linense, por descarte, es el que conserva el elixir de la juventud de manera estadística en su plantilla. De hecho, no tiene en su primer equipo ningún jugador más allá de los 35, si bien sólo tiene dos que superen la treintena: José Manuel Carrasco (33) y Pito Camacho (31).

Cuanto menos edad, dentro del mundillo profesional, más hambre de cosechar éxitos. Es un mantra que se suele repetir, aunque el peso de la experiencia es algo que debe albergar relevancia en cada vestuario. Compaginar juventud y años en la mochila suele ser una de las más arduas tareas de una dirección deportiva, aunque la calidad, por lógica, debe imperar en ese sentido, y más con el cortoplacismo de las plantillas de equipos en Segunda División y categorías más inferiores. La del Córdoba, con su conceptualización de veterana y acusada de no conjugar beneficiosamente a los jóvenes con los expertos, se pondrá a prueba con otra también veterana, la del Tamaraceite, en la primera jornada de la fase de permanencia en Segunda División B.

Etiquetas
Publicado el
3 de abril de 2021 - 05:30 h
stats