Crónica

Tocado y hundido

Willy lamenta una ocasión perdida.

0

Con la ilusión por delante. Tras su temporada desastrosa, el Córdoba volvía a El Arcángel con la obligación de ganar los últimos tres partidos que restaban de la segunda fase para mantener las opciones de conseguir un puesto en la Primera RFEF. Sin embargo y gracias a la mala dinámica cosechada en las dos últimas jornadas, los blanquiverdes no dependían de sí mismos y debían esperar que tanto Balompédica Linense como Sevilla Atlético se dejasen puntos en sus respectivos encuentros. Aun así, los califas consiguieron adelantarse en el electrónico merced a un buen tanto de Miguel de las Cuevas. En cambio, y a pesar de que el Cádiz B había ganado al filial hispalense en el Estadio Jesús Navas (1-2), David González empató la contienda desde el punto de penalti y los chicos de Germán Crespo no supieron reaccionar, encajando un empate que les deja prácticamente en Segunda RFEF.

Sabiendo lo que se jugaba, aunque puede ser que demasiado tarde. Así salió un Córdoba totalmente reformado en cuanto a idea de juego se refiere al césped de El Arcángel. La primera semana de trabajo por parte de German Crespo al frente del banquillo blanquiverde había sentado muy bien a los jugadores. Con la obligación de ganar, saltaron unos futbolistas que demostraron la intensidad que faltó en la pasada jornada ante el Cádiz B. Por ello y gracias a la verticalidad por medio de De las Cuevas y Javi Flores, el conjunto califal llegó en primera instancia con peligro y Nahuel estuvo a punto de inaugurar el marcador en apenas dos minutos, pero su disparo se marchó desviado. Aun así, los locales seguían con una marcha más en la contienda y volvieron a acercarse con peligro a las inmediaciones del área canaria. Tanto fue así que Nauzet García tuvo que intervenir por primera vez tras un cabezazo flojo y sin dirección de Willy Ledesma.

Sin embargo, el planteamiento del técnico granadino dejaba un equipo roto cuando tocaba correr en los contragolpes visitantes. De hecho, el Tamaraceite quería aprovechar los espacios que dejaba el mediocampo blanquiverde y Toni Segura lo intentó con un potente disparo desde fuera del área que inquietó a Edu Frías, guardameta que volvía a la portería en detrimento de Isaac Becerra. Conforme pasaban los minutos, el choque se iba diluyendo entre el agua que estaba cayendo sobre el césped de El Arcángel. Una mañana fría y lluviosa que estaba haciendo mella en unos blanquiverdes que poco a poco dejaban paso al dominio de unos pupilos de Chus Trujillo que tomaron el control del partido sin ningún tipo de duda. En cambio, el cuadro canario tampoco generaba excesivo peligro a una defensa local que se mostraba segura e inquieta merced a la buena actuación del debutante Puga.

Por otro lado y a pesar del espesor del encuentro, el Córdoba seguía con una intensidad mayor en ataque que los visitantes. De hecho, Nahuel Arroyo volvió a poner un centro medido para que Willy Ledesma cabeceara desviado nuevamente de la portería defendida por Nauzet García. Aun así, el Tamaraceite intentaba generar ocasiones de peligro por medio de un López Silva que permutaba su posición continuamente, cosechando unos espacios que a punto fueron aprovechados por Jordan. El lateral izquierdo se encontró solo ante Edu Frías, pero Puga corrigió su error y mandó el balón a saque de esquina cuando ya se cantaba el primero del cuadro canario. Sin embargo, y debido a que la contienda estaba muy abierta, el cuadro dirigido por Chus Trujillo gozó de la mejor oportunidad de todo el primer periodo. Toni Segura realizó una jugada maradoniana y Edu Frías se tuvo que emplear a fondo para que el encuentro se fuese al descanso con el empate en el electrónico.

La tónica durante la segunda mitad no varió en exceso con la vuelta de los jugadores al césped de El Arcángel. La remontada del Cádiz B en Sevilla dejaba la puerta abierta para que los blanquiverdes se metieran de lleno en la pelea por entrar a la nueva Primera RFEF. Por ello y sabiendo este resultado, el Córdoba salió nuevamente a su feudo con la intención de inaugurar el marcador lo antes posible. Tanto fue así que los chicos de Germán Crespo gozaron de la mejor ocasión hasta el momento. Willy Ledesma recuperó un balón en campo propio y, tras una serie de rebotes en el área, Alberto del Moral se encontró con el balón a escasos centímetros de la portería defendida por Nauzet García, pero finalmente la defensa repelió la oportunidad. Aun así, las ganas de los locales tuvo su recompensa minutos después. Nuevamente Alberto del Moral recuperó el esférico en tres cuartos de campo, dejando para un Luismi que filtró un pase al segundo palo y Miguel de las Cuevas inauguró el electrónico a placer.

Este tanto sentó de manera excepcional a un Córdoba que fue lanzado a por el segundo. Sin embargo, y tras un cúmulo de desaciertos tanto defensivamente como una posible falta previa sobre Javi Flores, el colegiado decretó un claro penalti para el Tamaraceite cometido por Puga. David González, a lo panenka, fue el encargado de subir las tablas en el electrónico en los mejores instantes de los califas sobre el césped. Un auténtico jarro de agua fría para unos blanquiverdes que, a pesar de saber que el Sevilla Atlético había sido remontado por el Cádiz B en el Estadio Jesús Navas (1-2), era incapaz de generar peligro a un Tamaraceite anotó el empate prácticamente sin acercarse a la meta defendida por Edu Frías a lo largo de la segunda mitad.

Conforme los minutos seguían pasando, el Córdoba cogió poco a poco el dominio del balón, desactivando a un Tamaraceite que dejó a un lado el ataque para centrarse en defender e intentarlo rápidamente al contragolpe. Aun así, y tras la defensa planteada por el cuadro canario, los chicos de Germán Crespo no conseguían generar excesivo peligro, a pesar de que jugaron simultáneamente dos puntas de referencia como son Piovaccari y Willy Ledesma -algo prácticamente insólito con Pablo Alfaro en el banquillo-. Sin embargo, el trabajo que los blanquiverdes estaban elaborando a lo largo de la segunda mitad no vio los frutos necesarios. Tanto fue así que el Córdoba, a pesar de que aún no es matemático, tiene pie y medio en Segunda RFEF. Un desastre de temporada que hace que el cuadro califal pueda caer hasta la cuarta categoría del fútbol español a partir del curso que viene.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
25 de abril de 2021 - 14:04 h
stats