La inestabilidad empieza en la dirección deportiva

Miguel Valenzuela, en su adiós al Córdoba

Otro de los motivos de la debacle por parte de la entidad blanquiverde en los últimos diez años. Tras el descenso a la cuarta categoría del fútbol español y la posterior dimisión de Miguel Valenzuela, el Córdoba deberá volver a reestructurar el departamento de la dirección deportiva, suceso que ha ocurrido con asiduidad desde el 2011 hasta la actualidad. Y es que la llegada de Infinity al seno del club califal parecía otorgar una regularidad a las oficinas y al césped que no ha cuajado en los últimos meses, realizando hasta tres cambios de entrenador en una misma temporada y ahora toca retocar la dirección deportiva para planificar una nueva plantilla en la Segunda RFEF. Sin embargo, este cambio constante en este apartado suele ser habitual desde el año 2011 cuando Carlos González aterrizó en la presidencia del Córdoba CF y convirtió este departamento en un puesto muy inestable. Aun así y con el paso del tiempo, esta tendencia pasó a ser constante y ningún profesional se asentaba más de dos cursos al frente de este trabajo.

La dirección deportiva se volvió inestable a partir del año 2011. Hasta aquel momento, Javier Zubillaga era el responsable de esta parcela, llegando en el mes de febrero de 2009 sustituyendo a Emilio Vega. Aun así y a pesar de que confeccionó una plantilla para salvar la categoría, este profesional se vio obligado a dejar su puesto tras la compra del paquete mayoritario de acciones del club por parte de Carlos González a José Romero. Una vez que aterrizó en la presidencia del club blanquiverde, el empresario madrileño llegó a Córdoba con Alfredo Duro y Cándido Cardoso como asesores deportivos, pero con Juan Luna Eslava como director deportivo. El exfutbolista cordobés consiguió traer a Paco Jémez al banquillo califa y su apuesta salió a la perfección, logrando que el primer equipo se clasificase al play off por ascender a Primera División. En cambio, en el mercado invernal de la temporada 2012-13, Eslava fue despedido de manera improcedente como responsable de la dirección deportiva y Alfredo Duro acabó ocupando su puesto. Después de finalizar dicha campaña, Cándido Cardoso fue el elegido para sustituir a Duro y fue el que edificó, primeramente, el plantel que acabó ascendiendo a la máxima categoría del fútbol español.

Aunque la postura de Pedro Cordero fue la protagonista en aquella dirección deportiva. El profesional murciano planificó la primera plantilla del Córdoba CF en Primera División y los resultados obligaron a reestructurar de nuevo este departamento, eligiendo a Emilio Vega para que retornara al club califal. Tras intentar devolver al equipo a la máxima categoría de este deporte a nivel nacional y ver cómo esta oportunidad se desvanecía en Girona, Vega no gozó de tantas oportunidades en su segunda temporada al mando de esta parcela y se marchó a Huesca, dejando su puesto a un Álex Gómez que tenía el apoyo, nuevamente, de Cándido Cardoso y Miguel Linares. Sin embargo, en enero de 2018, el paquete mayoritario de acciones fue comprado por un Jesús León que puso en este departamento deportivo a Daniel López Ramos con la constante ayuda de Luis Oliver, logrando aquella permanencia con José Antonio Reyes al mando del plantel cordobés. En cambio, esta salvación salió económicamente cara, haciendo que volviesen los cambios a una dirección deportiva que fue ocupada por Rafa Berges, una etapa que estuvo marcada por el límite salarial y con el descenso del equipo a Segunda División B.

Tras confirmarse la participación de la primera plantilla en la tercera categoría del fútbol español, Jesús León quiso una nueva parcela deportiva con Alfonso Serrano como director deportivo y con Jorge de Cózar como asesor técnico. Sin embargo, pronto comenzaron los impagos a la plantilla y los profesionales no deportivos. Unos actos que no pasaron desapercibidos para la Guardia Civil y provocaron, posteriormente y con un largo proceso judicial, la venta de la unidad productiva a Infinity. Este grupo de inversión confió en Miguel Valenzuela y Juan Gutiérrez Juanito a partir del mercado invernal de la temporada 2019-20, compartiendo puesto, en aquel momento, con Serrano y De Cózar. A partir de la siguiente campaña, tanto Valenzuela como Juanito fueron los protagonistas en este departamento, aunque los malos resultados cosechados hicieron que el ex directivo del Real Betis dimitiese de su puesto. En la actualidad, la incógnita es quién relevará en su cargo a Valenzuela, siendo el 16º profesional que pase por la dirección deportiva del Córdoba desde el pasado 2011, y si, finalmente, Juanito continúa en su puesto.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
29 de mayo de 2021 - 05:45 h