Bernardo Cruz, fuera de escena al menos dos semanas por una rotura

Bernardo Cruz, en un entrenamiento

Por el momento, son más las idas que las venidas. Es una situación habitual en fechas como las actuales. Rara vez una pretemporada transcurre sin problemas físicos entre los jugadores. Aunque en esta ocasión las circunstancias son diferentes pues persiste la entrada de futbolistas en la enfermería, como se suele decir. Con todo, las molestias son de forma generalizada sobrecargas con mayor o menor complicación y nada más. Si bien es verdad que en casos como el de la portería vienen a condicionar bastante al cuerpo técnico. Distinto es el panorama para Bernardo Cruz, al que pierde el Córdoba durante al menos dos semanas. Y esto después de diez días de trabajo al margen o de ausencia, también en los partidos. La razón es que sufre una pequeña rotura en la zona del ligamento de una de sus rodillas.

El contratiempo para el central es importante en tanto en cuanto le supone llegar muy justo al inicio de la campaña. A este hecho ha de añadirse la disputa tan sólo de dos encuentros y de una menor preparación, por ende, durante la pretemporada. Fue en la jornada del viernes precisamente, cuando el cuadro califal jugó su quinto amistoso en este período estival, cuando el zaguero conoció el alcance de una lesión que hasta el momento pensaba era sólo una molestia tras el duelo con el Marbella. Así lo explicó el técnico del Córdoba, Germán Crespo, después del choque con el Rayo Majadahonda. “Bernardo, creíamos todos que iba a ser un golpe, pero hoy se le han hecho pruebas porque no se le veía mejora. Parece que tiene una roturilla en el ligamento”, indicó el preparador granadino al respecto.

De esta forma, el central va a estar fuera de escena en la mayor parte de lo que resta de pretemporada, si es que consigue regresar a los entrenamientos con normalidad antes de que ésta termine. Todo ello si se cuenta con que la semana previa al inicio de competición también se incluye en ese calendario. “Esperaremos a la evolución que tenga, pero creo que mínimo se le van a ir dos semanas”, apuntó Germán Crespo en este sentido. Y eso que el futbolista “quería entrenar lo antes posible” antes de saber el alcance de su lesión. Por tanto, Bernardo encara el final de la etapa de construcción del equipo sobre el césped sin la posibilidad de asentarse en la parcela defensiva. Un hecho éste que es un varapalo para él pues el técnico califal precisó que “se había encontrado muy bien en los primeros partidos”.

Al zaguero sólo se le pudo ver en este verano en los encuentros ante el Linares y el Marbella. Precisamente fue en este último en el que sufrió el mencionado golpe, que le llevó a retirarse tras una pausa de hidratación. En el lado opuesto, al menos en teoría, está ahora Felipe Ramos, ya que el preparador del Córdoba espera tenerle a pleno rendimiento en la próxima semana. “Sufrió una sobrecarga. Forzó y tuvo una recaída. Creo que a partir del lunes va a estar disponible”, expuso Germán Crespo acerca del guardameta. Al hablar de él y de Bernardo, lo hizo también de otros integrantes de la plantilla con molestias, como Carlos Marín, que tampoco pudo actuar más después de su estreno en el primer choque veraniego. “Venía prácticamente sin hacer nada, sin pretemporada, el día anterior (al partido) había trabajado en el gimnasio y lo tuvimos que utilizar por la necesidad”, señaló.

Sin embargo, lo que comenzó con una sobrecarga se torna un poco más complicado para el cancerbero procedente del Betis Deportivo. “Con él no vamos a forzar porque tiene una roturilla en el cuádriceps”, aclaró el entrenador blanquiverde. Pese a todo, el técnico no mostró preocupación por tanto movimiento en la enfermería. Ni siquiera tras las ausencias también de Alejandro Viedma o Adrián Fuentes en el duelo con el Rayo Majadahonda. El primero ya se había perdido el choque con el Algeciras de un par de días atrás. “Viedma, lo mismo, igual que Fuentes, con sobrecargas, que es lo que nos vamos a encontrar en pretemporada”, señaló al respecto para concluir con un mensaje de calma. Lo que sí tiene claro Germán Crespo es que va a optar por la cautela con los jugadores que en un momento determinado tengan problemas físicos, ya que lo importante es alcanzar el campeonato con el mayor número posible de efectivos y en buenas condiciones. Excepción a la regla fue un poco Omar Perdomo en el amistoso del viernes pues gozó de minutos por deseo propio aun cuando “estaba con un golpe en el tobillo” después del duro encuentro en Algeciras.

Etiquetas
  •   /  
  • CCF
Publicado el
14 de agosto de 2021 - 11:31 h