“Poco castigo me parece para el daño que hicieron”

Deivid, a la izquierda, en un entrenamiento del Córdoba. | ÁLVARO CARMONA
Deivid se enfrenta a un Sevilla con el que debutó en Primera División | El ex de la UD Las Palmas admite que aún le duele el desenlace del play off de ascenso

El del domingo no será un partido más para varios integrantes del Córdoba. El cuadro califal vuelve a recibir en El Arcángel al Sevilla y lo hace con varios conocedores del conjunto hispalense en sus filas. Por Nervión pasaron Abel Gómez, José Carlos, Crespo y Deivid, si bien el primero de ellos sólo formó parte del segundo equipo sevillista y no llegó a estrenarse en la elite. Sí gozaron de esa oportunidad sus hoy compañeros de vestuario y el último en tenerla fue precisamente el central, que este miércoles admitió en sala de prensa que el próximo choque “es especial”. “Es un sitio donde me trataron como si estuviera en mi propia casa. Me cuidaron y me hicieron debutar en Primera. El primer año allí ya era uno de los capitanes del filial”, explicó el canario, que concluyó que “fueron dos años muy bonitos” los que vivió con la elástica blanquirroja.

Después de completar dos buenas temporadas con el Universidad de Las Palmas, Deivid fue reclutado por el Sevilla para su filial para la campaña 2010-11. Entonces participó en más de una treintena de encuentros en el Grupo IV de Segunda B, en que jugó otros 27 la siguiente temporada. Fue ese curso 2011-12, el mismo en que el Córdoba volvió a luchar por el ascenso a Primera después de casi cuatro décadas, cuando actuó con el primer equipo de la entidad de Nervión. El banquillo local del Ramón Sánchez Pizjuán lo ocupaba Michel, que sustituyó a Marcelino García Toral en la jornada 23. El preparador madrileño se fijó en el zaguero en el tramo final del campeonato, en que disputó cinco partidos, uno de ellos en el Bernabéu. De hecho, los tres últimos duelos ligueros los inició en el once, junto con jugadores como Trochowski, Rakitic o Jesús Navas. No es de extrañar, por tanto, que el del domingo sea para él “un partido diferente y bonito”, pues además cuenta con dos viejos conocidos, como son Vitolo y Barbosa. Aunque este último se perderá la contienda por lesión.

De esta forma, el defensa espera mantener la titularidad de que gozó en Almería, algo que lógicamente va más allá del significado especial del enfrentamiento con el Sevilla. “Tenemos una plantilla competitiva en la que uno se tiene que buscar la vida para entrar en la convocatoria y en eso estoy. Espero tener continuidad y seguir ayudando al equipo, si puede ser dentro del once mucho mejor”, expresó en ese sentido. En cuanto al equipo de Unai Emery, cree que su cita de Europa League no ha de pasarle factura el domingo, ya que “los equipos grandes confeccionan sus plantillas para poder estar en varias competiciones”. “No creo que sea un problema para ellos”, añadió.

Por otro lado, a Deivid se le cuestionó, como protagonista de aquel duelo, sobre la sanción -dos meses de cárcel- a tres aficionados de Las Palmas por los altercados ante el Córdoba. “Me parece poco para el daño que causaron y pocos son, porque había muchísima más gente. Lo dije después del partido, cuando aún pertenecía a Las Palmas, y lo mantengo aunque ahora esté aquí: el ascenso lo robó la gente que saltó al campo”, indicó al respecto. Con todo, eso es pasado ya y ahora sólo queda mirar hacia delante, donde lo primero que aparece es ese encuentro con sabor especial ante el Sevilla.

Etiquetas
stats