Carrión advierte: “El Mirandés no va a ser un rival fácil”

Carrión da instrucciones a sus jugadores en un entrenamiento | ÁLEX GALLEGOS

En ocasiones las apariencias resultan engañosas. Una determinada situación puede conducir a un pensamiento erróneo, a una visión equivocada. La negativa situación de un rival genera no pocas veces la sensación de una facilidad mayor a la hora de lograr los tres puntos. Es precisamente esa idea la que pretende borrar por completo Luis Miguel Carrión de cara al próximo partido del Córdoba, que el domingo (18:00) recibe a un Mirandés en pleno proceso de hundimiento. El cuadro burgalés es último y tiene un pie en Segunda B, una circunstancia que invita a pensar que la victoria es en este caso cosa hecha. "Aunque sea el colista no va a ser fácil, ni mucho menos. He visto todos los partidos desde que está Pablo Alfaro y el equipo ha competido bien, el otro día hizo un buen partido contra el Zaragoza", avisó de entrada el preparador catalán, que abogó por no observar nada ajeno al encuentro propio. "Recuerdo que ha habido algunos partidos que hemos empezado ya en descenso. Lo más importante es que tú ganes partidos, no podemos controlar lo que hagan los rivales", afirmó después de ser cuestionado sobre la opción de verse superado por el Almería este viernes -el equipo rojiblanco visita al Elche-.

En un escenario complicado, el Córdoba sí que goza con el optimismo que aportan sus actuales guarismos como local. El técnico resaltó precisamente esa dinámica y deseó que continúe ante un rival al que los blanquiverdes pueden hundir de manera casi definitiva. "La realidad es que llevamos una muy buena racha en casa. Ha habido partidos mejores y otros peores pero los números es lo único objetivo y llevamos 13 de 15. El domingo esperamos, en casa y con nuestra gente, hacer un buen partido, lograr los tres puntos, salir un poco de esa zona y hacer bueno el empate del otro día (en el Iberostar Estadi", expuso en ese sentido antes de apuntar la importancia de "seguir en esa situación de ganar en casa y mejorar fuera". Un objetivo para el que es esencial evitar los malos finales del equipo y tener siempre mentalidad ganadora, porque "un empate al final no te suma nada, ganando es como subes posiciones". Por otro lado, en cuanto al Mirandés, consideró que atraviesa una mejoría a nivel defensivo a pesar de ser el conjunto más goleado de Segunda A. "Ellos han jugado mucho tiempo con línea de tres atrás, lo que les ha llevado a recibir muchos goles. Ahora están jugando con cuatro desde que llegó Pablo (Alfaro) y están trabajando algo mejor", aseguró.

"Ellos deben verlo como una de las últimas oportunidades de salir de ahí y nosotros también de salir de esa situación (de peligro)", añadió sobre el rival y la trascendencia para ambos conjuntos del partido del domingo. Un choque en el que espera que su equipo mantenga un buen nivel ofensivo sin importar quién pueda ver portería. "Hay momentos en la temporada en los que el nueve marca muchos goles y otros en los que favorece que haya otras situaciones. Somos un conjunto y tenemos que hacer cosas para que el equipo genere ocasiones. En el último partido en casa generamos bastante y en cierta manera fue porque Rodri hizo un buen trabajo también", señaló al ser preguntado sobre los goleadores de los últimos encuentros, entre los que no se contó al soriano. "Me encantaría que marcase, porque me gusta el delantero meta goles y porque vive de ello, pero está haciendo un buen trabajo para que el equipo se beneficie de él y eso es lo importante", concluyó Carrión acerca de ese aspecto.

Etiquetas
stats