El Carlos Tartiere, terreno franqueable

.

Conseguir puntos y salir del descenso lo antes posible. Esas han sido las pautas marcadas en rojo por el técnico Juan Merino en su llegada a El Arcángel. El nuevo preparador blanquiverde tiene por delante varios meses para tratar de recuperar el rumbo de un equipo que hasta la fecha ha tenido más tropiezos que pasos hacia adelante. Tres triunfos en diez partidos, y ningún empate. El primer obstáculo para el linense llegará en el Estadio Carlos Tartiere frente al Real Oviedo (domingo 22, 12:00 horas). Un adversario llamado a estar entre los equipos de arriba, pero que tampoco ha comenzado con buen pie la temporada. Aprovechar la debilidad que están demostrando los pupilos de Juan Antonio Anquela, unida al nerviosismo que pueda ocasionar la necesidad de puntuar ante su público, debe ser tarea obligatoria para el Córdoba. "Necesitamos ganar, es lo que tenemos que pensar. Fijo que enfrente veremos a un buen equipo de fútbol, que tiene jugadores de mucho nivel. En casa han ganado a equipos importantes. Ahora están con la fecha para abajo y les castiga en exceso", ha dicho el entrenador jienense.

De hecho, hasta la fecha, los ovetenses no han conseguido parecerse al conjunto de pasadas temporadas. A día de hoy se encuentran en la décimo sexta posición con once puntos (dos más que el Córdoba), y tras un balance como locales de dos triunfos, dos empates y una derrota. Una debilidad que se incrementa en las salidas, donde aún no conocen la victoria, y tan solo han podido sacar tres empates en cinco choques. Además, en el apartado goleador, la estadística tampoco habla mucho a su favor, pues han encajado los mismos tantos (13) que los que han conseguido acertar. Así, de momento acumulan cinco jornadas sin poder hacerse con los tres puntos, y su último triunfo en liga -y por ende en casa- fue ante el Cádiz (1-0) en la jornada 5.

La pasada campaña, el Oviedo fue uno de los rivales fetiche para los blanquiverdes, puesto que primero consiguieron vencer en el Carlos Tartiere por 1-2, con tantos de Javi Galán y Borja Domínguez, y luego golearon por 4-2 (Piovaccari (2), Alfaro y Javi Lara) en el decisivo tramo final de año en El Arcángel. Sin embargo, la del curso anterior fue la única victoria cordobesista en dicho feudo, por lo que la historia tampoco rema a favor. Asimismo, los de Juan Merino deberán afrontar el duelo en la matinal del domingo, un horario en el que curiosamente no saben lo que es vencer desde mayo de 2013, cuando derrotaron al Almería en casa (4-1), según LaLigaEnNúmeros. Un difícil compromiso, aunque en un momento aparentemente favorable.

Etiquetas
stats