Capítulo enésimo: ¿Hasta octubre sin fútbol?

Moutinho, en un partido de la pasada campaña en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

La incertidumbre continúa en torno a la principal disciplina deportiva -por repercusión, no porque así lo sea-. Más que disminuir lo que hace es crecer, o como mínimo sigue patente. El motivo no es otro que la ausencia de un plan concreto para la vuelta de las competiciones, lo que sí existe en otras modalidades como balonmano o baloncesto. Pero, ¿cuál es la razón? Subyace el problema de la falta de un protocolo sanitario por parte de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) para encarar la campaña con garantías ante el Covid-19. Un informe que sí tiene, sin embargo, la Real Federación Andaluza de Fútbol (RFAF) aunque todavía sin aprobación de la Junta de Andalucía. Así, las dudas no terminan de resolverse en cuanto al comienzo de la temporada en categorías como Segunda B -con interés del Córdoba- o Tercera -en que militan hasta cuatro equipos de la provincia-.

Con todo, parece haber una idea un poco más clara respecto del arranque del fútbol no profesional. Si no ya definitiva, que no lo es, un tanto más definida. En el enésimo capítulo sobre la dificultad de comenzar el curso 2020-21, la RFAF informó el jueves de que se planteó la posibilidad de retornar a los terrenos de juego a mediados del mes de octubre. Acerca de tal opción habló en un comunicado que sirvió para anunciar la reunión, un día antes, de la denominada Comisión de Segunda B y Tercera. Dicho encuentro tuvo como punto de partida la revisión de la actual situación respecto de la crisis sanitaria de Covid-19. Después de ello se barajaron posibilidades para el inicio de los campeonatos, que en algunos casos van a contar con cambios notorios.

“En esta reunión estuvieron presentes el presidente de la RFAF, Pablo Lozano; el vicepresidente de la RFAF, José Manuel Molina Maza; el presidente de la RFAF en Sevilla, Pedro Borrás, y el presidente de la RFAF en Cádiz, Antonio Bernal”, explicó el ente autonómico. La Federación precisó que “también asistieron María Isabel Martos, por el Marbella; Juan Antonio Romero, por el Antoniano; Rubén González, por el Sanluqueño; Rafael Antonio Garay, por el Polideportivo Almería; Francisco Javier Cabezas, por el Salerm Cosmetics Puente Genil; Manuel Écija, por el Loja, y Carlos Hita, por el Recreativo de Huelva”. Esto supuso, según indicó el organismo la práctica totalidad de los clubes miembros de la comisión.

Por tanto, el fútbol cordobés contó con representación al acudir al encuentro, como ya quedó escrito, el presidente del Salerm Cosmetics Puente Genil. “En un primer punto se explicó la situación ante la que nos encontramos debido al contexto sanitario”, dijo el organismo de entrada. Al respecto, señaló que “la RFAF cuenta con un protocolo higiénico sanitario para el inicio de la competición, temporada 2020-21, que está a la espera de aprobación por parte de la Junta de Andalucía”. “Así, la entidad federativa quiso poner de relieve su compromiso con las competiciones y su deseo de comenzar las mismas. Pero también explicó que, hasta que dichos protocolos no los aprueben las autoridades competentes, no se podrán iniciar”, concluyó en este sentido.

Fue tras esta argumentación cuando la RFAF resaltó que “sin embargo, sí planteó un posible inicio de temporada para mediados del mes de octubre en el caso de las categorías sénior”. “Mientras que el fútbol base no comenzaría hasta que no se inicie el curso escolar”, añadió. Por tanto, queda claro que la temporada no va a arrancar, salvo sorpresa, a finales de septiembre como en un principio barajó la RFEF, que ya el pasado lunes comunicó de su intención de tomar una decisión conforme a lo marcado por las instituciones sanitarias y gubernamentales. Por aclarar, la intención del ente autonómico corresponde sobre todo a los dos grupos de Tercera, en cuyo X de nuevo van a competir el Ciudad de Lucena, el Salerm Cosmetics Puente Genil, el Pozoblanco y el Córdoba B.

No en vano, la Segunda B, en la que espera intervenir el Córdoba -así va a ser si no existe problema con su inscripción, en el aire todavía-, está bajo control de la Federación Española. La indeterminación del organismo nacional es la que hoy por hoy provoca el gran atraso, que también afecta a la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS), de la que sus entidades no pueden disputar amistosos por el momento. Por si fuera poco, la institución presidida por Luis Rubiales -actualmente en junta gestora a la espera de elecciones- dictaminó un comienzo de curso en este caso para principios de septiembre y a estas alturas no existe calendario.

Etiquetas
stats