Camino de igualar la mejor racha de los últimos años

Xisco festeja el gol cordobesista en Alicante. FOTO: LFP
De ganar al Mirandés, el Córdoba puede repetir la dinámica de cuatro triunfos consecutivos que lograron tanto Paco Jémez como Rafa Berges y que no se daba desde 2003

Tres semanas después, la situación es bien diferente. Ése tiempo resultó ser suficiente para cambiar de forma clara el escenario. De prestar atención, no sin cierto temor, a la zona baja de la tabla se pasa a creer que todavía es posible mantener viva la ilusión de alcanzar el objetivo inicial. El giro se produce después de lograr la mejor racha de la presente temporada y de los últimos 14 meses. Porque el Córdoba no conseguía sumar al menos tres victorias consecutivas desde el 26 de enero del pasado año, con Rafa Berges en el banquillo. En aquella ocasión, la dinámica ganadora continuó una jornada más y se encadenaron cuatro triunfos seguidos. Quizá el sábado se repita tal circunstancia en el duelo con el Mirandés, en que se puede dejar sellada, o casi, la permanencia en Segunda A.

Las aspiraciones del conjunto blanquiverde se ven modificadas de igual manera que su propia trayectoria. El cuadro califal necesitó ocho meses para vencer dos partidos de forma consecutiva, algo que sólo había logrado al inicio del campeonato, al acabar con sendas alegrías en las dos primeras fechas, ante Ponferradina y Deportivo. Una vez puesto el punto final a ese recorrido de irregularidad, que llegó a su máxima cota antes de visitar El Molinón -el Córdoba se enfrentó al Sporting tras cuatro jornadas sin conocer la victoria-, se presentaba un nuevo reto: encadenar tres triunfos seguidos. Y en Alicante se logró. Es así como el equipo que dirige Albert Ferrer pasó en cuestión de tres semanas de estar sólo dos puntos por encima del descenso a mirar desde esa misma distancia al play off. Además, la zona de peligro queda ahora a nueve puntos.

El actual buen momento del Córdoba puede ser mejor si cabe de conseguir un nuevo éxito el sábado ante el Mirandés. La escuadra blanquiverde encadenaría así cuatro victorias consecutivas, algo que logró de la mano de Paco Jémez antes de que lo hiciera con Rafa Berges. Fue en la temporada 2011-12, con el hoy técnico del Rayo en el banquillo, cuando se consiguió una dinámica que no se daba por estos lares desde noviembre de 2003, cuando Miguel Ángel Portugal se hizo cargo del equipo. En las dos últimas temporadas, esa circunstancia provocó que el conjunto califal se afianzara en las posiciones de play off y las alcanzara respectivamente. Es algo que se puede repetir si el resto de resultados de la jornada acompañan.

Si con esos datos resultó más que importante la victoria en el Rico Pérez, ésta aportó además otra estadística de interés. El cuadro cordobesista pudo al fin dejar su portería a cero en el estadio alicantino después de seis jornadas sin conseguirlo. Porque la última vez en que acabó imbatido un partido fue en Girona, donde Ferrer estrenó su casillero de triunfos al frente del equipo. Entonces guardaba los palos Saizar, ahora lo hace Juan Carlos. Por tanto, el cancerbero se quedó por primera ocasión sin recoger el esférico del fondo de las mallas.

Etiquetas
stats