Nunca caminará solo: la afición, rumbo a Huesca

Aficionados del Córdoba en un desplazamiento de esta campaña. | LOF
La peña Sangre Blanquiverde, radicada en Barcelona, apoyará al Córdoba en El Alcoraz unos meses antes de que se cumplan nueve años de aquel memorable “175, ven y cuéntanos”

No rondará los dos centenares, como tampoco sucediera hace casi una década. Entonces, fueron muchos más los que acudieron. Había en juego nada más y nada menos que un ascenso. Ese partido servía para decidir la categoría en la que militaría la siguiente campaña el Córdoba. El domingo, nueve años después, el conjunto blanquiverde volverá a estar muy bien acompañado en El Alcoraz. Serán menos, pero no decrecerá una fidelidad de la que ejercerán como portavoces en tierras oscenses. Porque ni siquiera en los peores momentos, en estos mucho menos si cabe, la afición deja de mostrar su infinita pasión. Un grupo de irreductibles, que siempre los habrá, viajará a Huesca. Aunque lo hará desde Cataluña, gracias a Sangre Blanquiverde, con algún valiente desde la Ciudad de los Califas. Se desplazarán con el fin de ayudar al cuadro califal a lograr un triunfo que le permita recuperar el terreno perdido y reengancharse a la zona de play off. También para dar por finalizada su dinámica de cinco jornadas sin ganar. Será nueve años después de aquel memorable 24 de junio.

Un día de verano, el primero, de 2007. Ése en el que los seguidores del Córdoba se desplazaron en gran número a tierras aragonesas para vivir en primera persona el retorno del equipo a Segunda A. Fue la tarde del mítico “175, ven y cuéntanos”, un sencillo cántico para reivindicar el ingenio de la afición blanquiverde para superar el límite de entradas que para aquel partido de vuelta de play off a Segunda A había establecido el Huesca. El final todo el mundo lo conoce. Dani neutralizó desde el punto de penalti el gol que instantes antes había anotado el cuadro azulgrana y dejó al conjunto entonces dirigido por Pepe Escalante a con pie y medio, por no decir los dos, en la categoría de plata. La fiesta se desató con el pitido final y los que no eran 175 lo celebraron por todo lo alto. El domingo, habrá quienes deseen rememorar aquella gran tarde de la mejor de las maneras. Ésta no es otra que la victoria, que buscará el cuadro de José Luis Oltra con el calor de Sangre Blanquiverde.

La peña surgida en Barcelona es una habitual en los viajes del Córdoba por la zona norte de España. Es decir, los que permiten abandonar por unas horas la Ciudad Condal para lucir la blanquiverde y arrimar el hombro en pos del triunfo. Es lo que harán precisamente aquéllos que pondrán rumbo a Huesca en el microbús organizado con tal fin. De esta forma, Sangre Blanquiverde regresará además a un terreno en el que normalmente se dejó ver. El conjunto blanquiverde tendrá el refuerzo del aliento de sus aficionados, que esta vez acudirán a la cita desde tierras catalanas. Aunque también habrá quien se lance al largo camino desde la propia Córdoba. Sea como fuere, sumarán en El Alcoraz, donde no sonará eso de “175, ven y cuéntanos”, pero sí el himno del Queco para ver si el cuadro califal reconduce al fin su situación.

Etiquetas
stats