La calmada ambición de un incombustible

Reyes, en el duelo con el Sevilla Atlético en El Arcángel | MADERO CUBERO

Seis jornadas restan para el final. Seis partidos para consumar una permanencia que pareciera imposible hace no demasiado tiempo. El Córdoba tiene más que nunca al alcance su objetivo, la posibilidad de hacer real el sueño de seguir en Segunda. Para lograrlo no tiene otra opción que mantener su actual línea ascendente y encarar cada encuentro como si fuera el último, aunque con menos presión que en anteriores. Más si cabe en duelos directos como el del próximo domingo. Entonces el cuadro califal se mide a una Cultural Leonesa que apenas le supera en un punto y también se juega la continuidad en la categoría de plata. Dadas las circunstancias, el triunfo es lo único en lo que piensa el vestuario blanquiverde. Una serena ambición que mostrara uno de los futbolistas de mayor rango del equipo de Sandoval, José Antonio Reyes.

"Es un partido que tenemos que plantearlo para competir y ganar. Creo que no nos vale otra cosa que no sea ganar, porque ganando salimos de los puestos de descenso y por fin dependeríamos de nosotros", indicó el utrerano acerca del choque en León. El veterano jugador aseguró en este sentido que "la mentalidad del equipo, del míster y del cuerpo técnico es traernos los tres puntos". Sobre todo, porque esta contienda "es una final". Así, consideró el sevillano que "hay que salir a ganar, si sales a empatar o a ver qué hace el rival, vas a terminar perdiendo". En su discurso prevalecía la ambición, si bien mantuvo la prudencia propia de momentos como el presente, ya en el tramo final de la competición y con tanto en juego.

¿Y si en vez de vencer se perdiera? Hay tiempo para reaccionar, es el mensaje de calma que por otro lado lanzó el ex del Sevilla o el Real Madrid entre otros. "Los dos equipos nos jugamos muchísimo, pero tampoco creo que salga tocado el equipo que pierda. Nosotros vamos con la mentalidad de ganar, no vamos a pensar en perder y venir hundidos", expresó sin dejar de admitir que "es verdad que va a ser una derrota, para el equipo que sea, más dura". Reyes apuntó además a la importancia del hecho de que el cuadro califal tiene clara su realidad. "Sabemos lo que nos jugamos y ahora tenemos más crédito. Antes estábamos casi muertos y ahora hemos resucitado. Creo que lo peor lo hemos superado", señaló.

Aunque apostó por ir a por todas a León, el utrerano llamó a la paciencia para lo que falta de campeonato. Principalmente, porque el período "es complicado". "Tenemos que saber lo que nos jugamos y ser inteligentes en cada partido", recomendó de cara a lo que queda por delante. De lo que no tiene dudas el sevillano es de la salvación por parte del Córdoba. Sin importar cuando se certifique, sí admitió que le gustaría que fuera antes de recibir al Sporting en la fecha final. "Ojalá. Si tuviera que firmar en algún lado que en la última jornada estamos salvados, lo firmo ahora mismo. Sea cuando sea, creo que lo vamos a sacar adelante seguro", comentó al respecto.

Reyes mantuvo además el deseo de que el Córdoba mantenga su acierto de cara a portería rival, sin atender a si consigue marcar o no. "Lo más importante es que el equipo gane. Tampoco me obsesiono con el gol y si tengo que anteponer, que gane el equipo antes de que yo meta gol", aseveró. En el plano personal continuó para decir que su estado es cada vez mejor. "No estoy todavía al 100% porque he estado mucho tiempo parado, pero es verdad que me encuentro cómodo, a gusto", destacó después de zanjar la problemática de las faltas que recibe: "Lo que pase en el campo, se queda en el campo".

Etiquetas
stats