Ante todo, mucha calma

Javi Galán, en el partido ante el Oviedo | ÁLEX GALLEGOS

Es el partido que hay que ganar. Eso lo sabe todo el mundo entre los muros de El Arcángel y también en el entorno cordobesista. La visita del Lorca supone un examen de primer nivel para el equipo de Sandoval, que tendrá que lidiar con una colección de elementos presionantes. Por un lado están sus propias urgencias clasificatorias, con la permanencia situada a cinco puntos; por otro, las peculiaridades de un adversario que está virtualmente sentenciado. Quien quiera identificar eso con un partido sencillo está en su derecho de hacerlo, aunque seguramente se equivocará.

“Aunque matemáticamente no está dicho todo, ellos van a intentar hacerlo posible. No tienen presión ninguna. Lo de su situación es algo que nunca sabes como leerlo”. Lo dejó dicho Javi Galán, que ya tiene suficiente mundo corrido en esta Segunda División como para lanzar mensajes de advertencia. “No va a ser fácil, ya que vienen de ganarle al Granada”, insistió el extremo -ahora reconvertido a lateral zurdo- pacense del Córdoba.

Este viernes, el Córdoba vuelve a entrenar a puerta cerrada. Sandoval está tramando algo para combatir a un Lorca que, en caso de derrota, podría dejar de llamar milagro a su salvación. Esta, simplemente, se diluiría. “Llevamos desde el martes trabajando la forma de hacerles daño. Lo que plantea el míster creo que nos llevará a un partido en el que se va a imponer un poco nuestro juego”, dejó caer el jugador ante los periodistas en la sala de prensa. Al Lorca se le mira con recelo porque es fácil caer en la tentación de verle como un adversario batible. Venció al pasada semana al Granada por 3-2, con un gol postrero del cordobés y excordobesista Fran Cruz. El tanto del defensa central puso fin a un periodo de sequía de victorias que se remontaba a dieceséis jornadas consecutivas. El 25 de noviembre, el Lorca venció en el Nou Estadi de Tarragona al Nástic (0-2). Después se metió en una pesadilla: diez derrotas seguidas. Y ahí perdió todo su crédito.

El Lorca es el peor visitante de Segunda División. Solamente capturó cinco puntos, fruto de su victoria en Tarragona (0-2) y empates en Alcorcón (1-1) y Cádiz (0-0). Firmó once goles y encajó 35. “Tenemos que tener calma, porque el partido son noventa minutos. No podemos tener esa ansiedad de querer ganar 3-0 a los diez minutos. El partido es largo, tenemos que hacer nuestro juego”, dejó dicho Javi Galán.

Sandoval prepara alguna modificación en el once con respecto al que actuó la jornada pasada en Los Pajaritos de Soria ante el Numancia, en un partido que se saldó con un revés (2-1) que quebró una racha de cinco semanas sin perder. Sergi Guardiola sigue bajo vigilancia médica y sin entrenarse con sus compañeros. También anda delicado Aythami Artiles, con un programa especifico y molestias que se reprodujeron en el entrenamiento a puerta cerrada del jueves, según desveló el club. No son dos piezas de complemento, desde luego. Sea con quien sea, el Córdoba está forzado a ganar el domingo.

Etiquetas
stats