Cajón de sastre cordobés en la N1

Los jugadores del Ciudad de Córdoba celebran su victoria en Huelva | CBC

Dos ganaron, tres perdieron. El arranque de la N1 deparó para la representación cordobesa un torbellino de sensaciones: hubo sorpresas, decepciones y un buen número de preguntas en el aire que se tendrán que resolver en el futuro. Después de más de un cuarto de siglo desde la creación de la Liga EBA, Córdoba no tiene ningún embajador en esta división. Ahora toca lidiar en otros foros, menos lustrosos pero con una importancia capital para mantener viva una llama que luce tibia.

El Ciudad de Córdoba fue el único de los tres equipos que compiten en la N1 masculina que conquistó la victoria. Lo hizo en un pabellón legendario, el Andrés Estrada de Huelva, donde se impuso al anfitrión por 67-75. Los de Quique Garrido realizaron un partido muy serio, superando las bajas de jugadores importantes como Luis Rodríguez o Juan Ramírez, a los que se unieron el joven Juanra y el base Fernando Gracia, éste con una ausencia de larga duración por una grave lesión de rodilla. Canales (27 puntos, 4 rebotes y 22 de valoración) y Ricky Caballero (17 puntos, 10 rebotes y 23 de valoración) fueron los más destacados.

El Maristas y el Peñarroya cedieron en sus partidos. El conjunto colegial debutaba en su pabellón de Cervantes ante el CB Ciudad de Palos, uno de los equipos favoritos del grupo. Los de Luis Requena opusieron una dura resistencia y mandaron en el marcador durante gran parte del partido, pero perdieron por 58-61. Los onubenses, liderados por Samuel Ceada (34 puntos, 12 rebotes), gobernaron bien el marcador en los últimos minutos cuando se pusieron por delante. Unai Friscia y Eder Fuentes fueron los más sobresalientes en el cuadro rojo, que en esta ocasión tuvo la importante ausencia de su pívot Ortiz.

El Peñarroya peleó con insistencia ante la Gymnástica Portuense, pero se desfondó en el último cuarto y tras un parcial de 15-31 terminó cediendo la victoria, que se fue para los gaditanos por 69-87. El base Carlos Gracia y el alero estadounidense Blake Terry fueron los mejores por parte de la escuadra minera, que dejó detalles de calidad pero se mostró inconsistente para mantener regularidad ante su rival.

En la segunda jornada llega el primer derbi local. El Ciudad de Córdoba y el Maristas medirán sus fuerzas en el pabellón Menéndez Pidal de la UCO (sábado, 19:30). El Peñarroya, por su parte, rendirá visita al CB Ciudad de Palos (sábado, 18:30).

Maristas y Adeba, con sufrimiento

Ambos equipos sufrieron en el arranque del campeonato femenino, aunque en el caso de las colegiales lo pudieron compensar con el sabor de la victoria. El Maristas se impuso en Cervantes por 54-51 al Candray Abance después de un choque muy reñido, con alternancias en el marcador y opciones para los dos equipos. Una canasta en los últimos segundos del equipo de Miguel Ángel Luque le dio los primeros puntos del campeonato.

El Adeba padeció un duro revés en la cancha del Cádiz Baloncesto Gades, que le venció por 72-58. Las chicas de Juan Moyano, recientes vencedoras de la Copa Diputación de Córdoba, tendrán pronto una oportunidad para relanzar su trayectoria en el grupo de la N1. Habrá derbi local el próximo domingo 6 de octubre en el pabellón de Las Margaritas: Adeba-Maristas, a partir de las 13:00 horas.

Etiquetas
stats