Buscando el equilibrio en medio de la caída libre

López Silva vuelve a contar para el Córdoba con la llegada de Romero | ÁLVARO CARMONA
El Córdoba, con Romero de estreno en banquillo y la necesidad absoluta de puntuar, visita Anoeta | La Real mira hacia Europa y los blanquiverdes chapotean en el pozo de la tabla

Lo dicen desde el respeto, pero lo dicen. En San Sebastián, quien más y quien menos ha hablado esta semana de la oportunidad de dar un zarpazo y acercarse al octavo puesto, que puede poner en órbita hacia Europa. Y lo dicen porque quien visita Anoeta es el Córdoba, último clasificado de Primera División, inmerso en una racha de ocho derrotas consecutivas que es la peor de sus sesenta años. Nadie en la historia de la Liga fue capaz de salvarse tras haber padecido una cadena de tristezas semejante. Por eso al Córdoba, desde el respeto, lo miran como a un enemigo accesible, un equipo de paso por aquí que ya ha dicho lo (poco) que tenía que decir. Hay quien lo mira con optimismo y dice que mejor así. Más vale que lo den a uno por muerto y que, en cualquier momento, sea capaz de sacar la mano y coger por el cuello al que se atreve a ponerle esa etiqueta.

Quizá sea hoy. Quizá sea en San Sebastián, donde una vez el cordobesismo consiguió la salvación más milagrosa que vieron ojos humanos. La celebró gracias a un penalti injusto en el descuento de la última jornada de Liga fallado por un equipo que se salvaba marcándolo. La afición no lo olvidará nunca. Los que defienden ahora la blanquiverde no saben nada de eso, pero da lo mismo. Sí podría contarles algo, aunque seguramente tendrá poco tiempo para batallitas, el capitán que los manda: José Antonio Romero, un debutante de 55 años en Primera. "El partido nos brinda tres puntos y vamos a ir a por ellos", dijo en las vísperas. Habrá que ver si los jugadores han captado su mensaje de motivación y qué reflejo tiene sobre el césped y, principalmente, en el marcador. Porque eso es lo único que ahora importa en El Arcángel, donde persiguen un motivo razonablemente descabellado para volver a hacer cuentas. Es lo que hay. Once partidos, siete puntos de distancia y un desafío inédito.

Habrá cambios en la alineación. Los hubo, y drásticos, en la convocatoria. Romero se llegó a hombres postergados por Djukic como Gunino, Pinillos o López Silva. Los motivos van desde el necesario zarandeo de conciencias hasta la pura necesidad. Las lesiones dejaron en casa a Edimar, Deivid, Crespo, Ghilas o Fede Vico. Los tres últimos venían siendo titulares indiscutibles, con todo lo que esa etiqueta implica en una formación en permanente vaivén. Términos como compromiso, equilibrio, gestión y orden se pronuncian ahora en la caseta blanquiverde con una especial insistencia. Es el nuevo sello de la casa. ¿Será éste el revulsivo? Las respuestas comenzarán en Anoeta, donde la Real Sociedad de David Moyes aguarda mirando hacia arriba, con un bloque armado y confiando en la recuperación de su goleador Carlos Vela. Un equipo temible, como todos en la situación que atraviesa un Córdoba ansioso por ver hasta dónde le puede llevar su enésimo golpe de timón.

ALINEACIONES PROBABLES

REAL SOCIEDAD: Rulli, Zaldua, Ansotegui, Martínez, Yuri, Pardo, Granado, Prieto, Canales, Castro y Agirretxe.

CÓRDOBA: Mikel Saizar, Campabadal, Íñigo López, Pantic, Pinillos, Krhin, Abel, Bebé, Fede Cartabia, Zuculini y Florin.

ÁRBITRO: Velasco Carballo.

CAMPO Y HORA: Anoeta (19:00, Canal + Liga y GolT).

Etiquetas
stats