Qué buscaba y qué ha encontrado en los refuerzos

Rene Krhin, ante el Sevilla en el Pizjuán | LOF
Las cinco incorporaciones del mercado invernal han cambiado el aspecto del Córdoba, pero no sus resultados | Ningún gol de los recién llegados | Krhin, el más eficiente

Durante meses -casi desde que arrancó el campeonato-, el Córdoba se encomendó a las operaciones del mercado invernal para reactivar su marcha en la Primera División. Desde el dueño hasta el utilero lo tenían claro: hacían falta reformas urgentes. Se tocaron todas las zonas del campo, exceptuando la portería, para buscar un salto cualitativo. Y todo empezó bien... para disiparse enseguida, en un triste 'efecto gaseosa'. El 12 de enero, ante el Rayo Vallecano, salieron a la palestra con el 'transfer' calentito en el bolsillo los dos primeros: Edimar y Bebé. Los de Djukic dieron el zarpazo en Vallecas (0-1) y el personal se las prometía felices.

El estreno en casa, ante el Éibar, deparó un 1-1 que dejó un poso amargo pero también una dosis de esperanza. Luego llegó el Real Madrid y propinó al Córdoba una derrota honrosa (1-2) que fue el preludio de otras menos entendibles: Celta (1-0), Almería (1-2), Sevilla (3-0), Valencia (1-2) y Espanyol (1-0). Seis seguidas. La peor marca de siempre. En este tramo fueron entrando más fichajes: Héldon Ramos, Rene Khrin y Bruno Zuculini. La transformación en el once no ha podido detener la espiral negativa. ¿Qué han aportado los fichajes del mercado invernal?

Bebé, más vistoso que eficaz. Un pasado de novela de Dickens, un ingreso impactante en el Manchester United de Ferguson, una cadena de cesiones en las que hubo momentos de brillo... Su llegada al Córdoba generó expectativas. El extremo portugués, de 24 años, ha llegado cedido por el Benfica y hasta ahora ha provocado sensaciones extremas: encandila o enerva. Con buen disparo, pero excesivamente individualista, ha jugado en todos los partidos desde que llegó: ocho encuentros, 630 minutos, dos tarjetas amarillas y cero goles.

Edimar, cumplir y poco más. Cedido por el Chievo Verona y de 28 años, llegó para dar empaque y fiabilidad a la banda izquierda, donde Dani Pinillos perdió el sitio. Ha ofrecido unas prestaciones correctas. Djukic le alineó en el once inicial desde el mismo momento en que aterrizó en Córdoba. Después del desastroso partido en el Pizjuán ante el Sevilla (3-0) empezó a decrecer su estrella. Sustituido por Fede Vico ante el Valencia, el cordobés se hizo con el puesto de titular ante el Espanyol. Ha jugado siete partidos, 598 minutos, una tarjeta amarilla y cero goles.

Héldon Ramos, el amago. Otro que cayó de pie en el equipo. El extremo zurdo de 26 años, a préstamo desde el Sporting de Lisboa, debutó en Balaídos ante el Celta (1-0). Apenas aportó nada y fue sustituido en el descanso. Sólo ha disputado un partido completo, ante el Valencia. Djukic le ha movido de posición, colocándole en las dos bandas de ataque y por momentos de mediapunta. Su balance es de cinco partidos, 259 minutos, dos tarjetas amarillas y cero goles.

Rene Krhin, el más fiable. El esloveno, de 24 años, se ha formado en la cantera del Inter de Milán y eso le ha dado un sello que el Córdoba está aprovechando para dar solidez a su parcela central. El club recurrió a él cuando le falló el fichaje de Luca Marrone, que estuvo en Córdoba pero no superó el reconocimiento médico. Entonces reactivó la operación con Krhin y el jugador tomó rumbo a El Arcángel. En sólo tres partidos se ha hecho con el sitio como mediocentro y es el fichaje más efectivo. Corta, mantiene la pelota y distribuye con criterio. Va con fuerza. Ante el Almería estuvo en el banquillo. Contra Sevilla, Valencia y Espanyol fue titular. Ha jugado 263 minutos, con una tarjeta amarilla y cero goles.

Zuculini, la incógnita. El argentino, de 21 años, llega cedido por el Manchester City después de haber despachado la primera vuelta de la Liga en el Valencia, donde Nuno sólo le dio medio tiempo en todo el campeonato. El mediocentro vio un puñado de encuentros desde el banquillo levantino. En su nueva etapa en El Arcángel ha entrado en cuatro oportunidades, sin disputar ningún partido completo. Ha intervenido en 109 minutos, con una tarjeta amarilla y cero goles.

Etiquetas
stats