Berges: “Pensé que tenía algo más de crédito y cariño”

FOTO: MADERO CUBERO
El entrenador reconoce que su equipo ha estado “muy mal” y se sorprende de la reacción de la afición, que ha pedido su salida

Las últimas palabras de Rafael Berges en sala de prensa han sido “entrenamos el domingo que viene”. El míster, que tenía pensado otra alternativa para vivir el período vacacional de una manera algo más prolongada, se ha visto obligado a cambiar de planes tras la contienda en El Arcángel en la que su equipo ha caído por dos goles a cero ante el Recreativo.

Berges, más cabizbajo que en otras ocasiones y tras escuchar de la grada el cántico “Berges vete ya” se ha mostrado sorprendido por la reacción de cierto sector de la afición porque “no le encuentro explicación a lo que ha pasado, han sido los mismos jugadores que contra el FC Barcelona”.

En esta línea, ha apuntado que “pensé que tenía algo más de crédito y cariño. Es verdad que no hemos hecho cosas muy brillantes, pero sí buenas. No le encuentro explicación. Pensé que no iba a ser una cosa tan así”, manifestaba con la voz entrecortada. “Esto me ha dejado sorprendido. Desde mi punto de vista, todo se ha magnificado. No va a ser una buena Navidad para mí porque me voy con mal sabor de boca”.

Así, ha comentado que “estas situaciones no me gustan porque pueden generarle al equipo demasiada ansiedad. A veces, asumes una responsabilidad para que ellos no dejen de hacer cosas”. De nuevo con gesto tristón, manifestaba que “soy de aquí, he nacido aquí, soy un trabajador del fútbol y no sé explicarlo con palabras, de verdad, no encuentro la manera de explicar este tipo de situación”.

“No hemos tenido ningún buen día nadie. Hemos hecho las cosas muy mal en todos los aspectos. Lo único que nos queda por hacer es continuar trabajando fuerte”, advertía. En un tono autocrítico ha insistido en pedir “disculpas porque el equipo no ha estado a la altura”, refería. No obstante también apuntaba que “estas cosas hay que aceptarlas. Tenemos que cambiar el chip; hay que jugar a otro ritmo, a otra intensidad”.

Sobre el grupo, ha vuelto a consignar que “tenemos un buen equipo y capaz de competir con cualquiera. Pasar de que todo el mundo hable de ti de maravilla a ser un desastre, no tiene explicación”.

De igual manera, ha valorado al rival del que ha dicho que ha sido “superior porque nosotros hemos estado muy mal”. De manera más concluyente ha dado a entender que “cuando llevas varios partidos sin ganar en casa, es lógico el enfado de la gente. Tenemos una afición maravillosa. Esto conlleva soportar esa presión. Seguimos en la lucha. Yo las cosas no las tenía fáciles después de lo del año pasado”.

Etiquetas
stats