Base

Córdoba, con la miel en los labios

.

Mirando la clasificación, podría decirse que la selección cordobesa no ha cuajado una gran actuación en el XXII Campeonato de Andalucía Alevín F-8, celebrado este fin de semana en la localidad granadina de Almuñécar. Sin embargo, poniendo la lupa en cada uno de los choques se puede llegar a la conclusión de que el combinado califal pudo lograr más de lo que al final consiguió, tras lo visto sobre el terreno en juego. En el deporte, un par detalles pueden decantar la balanza de uno u otro lado. Y en esta ocasión, les tocó cruz.

Bien es cierto que los cordobeses no arrancaron con buen pie el torneo autonómico, cayendo en la primera jornada ante Sevilla (1-3). No obstante, tras ese primer tropiezo, el conjunto provincial mejoró en lo deportivo, aunque sin llegar a materializar los respectivos triunfos. De hecho, empataron el segundo envite ante Huelva (2-2), e hicieron lo mismo en el decisivo contra Cádiz (2-2), a la postre campeón, pese a ir ganando en el descanso. De esta forma, el título final fue para los gaditanos, que vencieron a Málaga (2-1), mientras que el bronce fue para los hispalenses tras derrotar a Almería (2-1).

El equipo cordobés estuvo formado por los siguientes nombres: Rafael José Tejedera, Pedro Crespín, Miguel Ángel Cortés y Daniel Camacho (Córdoba CF), Víctor González (Don Bosco CF), Jorge Romero (CD Santaella 2010), Juan Antonio Fraile, Pablo Bonilla y Rafael Gómez (Séneca CF), Jesús Pacheco (Menciano Atlético CD), Alejandro de los Ríos (CD Juanín y Diego) e Ignacio Luna (FB Pozoblanco ADC).

Etiquetas
stats