Rafa Moreno: “No se nos puede escapar este partido”

Rafa Moreno, en un partido del Adesal en La Fuensanta

El Adesal no necesita calculadora para saber cuál puede ser su desenlace de curso. Tiene dos partidos por delante, igual que el resto de rivales, y si es capaz de vencer en ambos va a ser equipo Guerreras Iberdrola una temporada más. Este hecho en sí ya es un logro importante, sobre todo después de una primera fase de campeonato en la que apenas llevara puntos a su casillero. Pero como es lógico quiere culminar con la consecución del objetivo, que no es otro que la permanencia en la máxima categoría femenina del balonmano español. De entrada debe superar el sábado, a partir de las 19:00 y en La Fuensanta, a un Uneatlántico Pereda que se encuentra ya descendido.

Su rival se encuentra en la misma tesitura que el Lanzarote Puerto del Carmen, al que se enfrentara la anterior semana y que también se sabe en División de Honor Plata. En aquel partido el conjunto cordobés se topó con un equipo cargado de orgullo y que quiso sumar aun cuando no le servían de nada los puntos. Precisamente es lo que se espera en el vestuario del Adesal de cara al duelo con el Uneatlántico Pereda, por lo que no cabe la relajación ni la confianza. Además, el cuadro fuensantino no sólo ha de prepararse ante su adversario sino vencer sus propios miedos, lógicos por la presión que genera el reto al que se enfrenta. Lo cierto es que llega al choque con optimismo y la moral alta tras el triunfo de la pasada jornada.

En relación al estado anímico de la plantilla, el técnico del Adesal confirmó que, en efecto, “la victoria dio muchos ánimos”. “Sacar adelante el último partido y estar a falta de dos jornadas dependiendo de nosotras nos genera esa ilusión”, añadió al respecto Rafa Moreno. “Desde el club queremos hacerles llegar a las jugadoras la alegría de que esté en nuestras manos y sabemos que podemos jugarnos en el partido final, siempre que hagamos las tareas este sábado, estar en una categoría tan bonita”, dijo a continuación el preparador cordobés. Para ello tiene la obligación el equipo de evitar errores y nerviosismos vistos en los últimos encuentros en La Fuensanta, que perdió ante el Cícar Lanzarote Ciudad de Arrecife y el  Zubileta Evolution Zuazo. De haber sumado algún punto en esas citas, estaría probablemente a las puertas del objetivo.

De ahí que sea esencial una máxima concentración, así como también una elevada tensión competitiva. Porque por mucho que el Uneatlántico Pereda ya haya perdido la categoría no va a regalar la victoria. “No van a dejar de jugar y estarán sin presión y muchas jugadoras pueden sacar lo mejor de su juego”, advirtió Rafa Moreno en este sentido. “No se nos puede escapar este partido”, agregó el entrenador del Adesal, que no obvió las dificultades que tuvo su escuadra como local. “Creo que en Santander fuimos superiores, aunque nos complicamos la vida. Aquí, desde el principio, vamos a tratar de tener las distancias y estoy seguro de que lo vamos a conseguir, aunque parece que en casa nos cuesta un poco más”, expuso.

Por otro lado, el preparador cordobés lamentó que la permanencia, de conseguirse, no pueda ser un hecho el sábado para festejar junto a sus seguidores. “Ya nos gustaría celebrar con la afición en el último partido, aunque podemos ofrecerle un buen juego y que nos dé el empujón para que nos trasladen el deseo de que puedan disfrutar con normalidad y regularidad la máxima categoría”, admitió Rafa Moreno en relación a este asunto. El técnico hizo alusión, claro está, a la problemática generada por la Covid-19, que impidió que la temporada en Guerreras Iberdrola pudiera vivirse con mucha mayor intensidad en La Fuensanta -por aquello de las lógicas restricciones-. Con todo, ahora lo relevante es alcanzar la meta y obsequiar, en cierto modo, con esta circunstancia. “Sabemos que la afición cordobesa ha estado ahí. Será también por ellos”, concluyó el entrenador del Adesal.

Etiquetas
Publicado el
14 de mayo de 2021 - 10:12 h