Zsofia Licskai, un manantial de puntos en Liga 2

Zsofia Licskai en una acción de partido

El Milar Córdoba BF está asombrando a todo el panorama estatal. Sin duda, si hay un equipo revelación en este arranque de temporada 2021-22, ese tiene su sede en el Colegio Cervantes. El conjunto cordobés, con poco más de un año de existencia, está protagonizando un inicio sobresaliente, en todas sus formas y fondos. Ya el pasado año cumplió con el ambicioso objetivo de alcanzar el ascenso a Liga Femenina 2, recordemos, en su primera andadura competitiva tras la fusión de los equipos senior del Maristas y el Adeba, y esta campaña está revindicándose como la gran atracción en la Liga2, la tercera división nacional del baloncesto femenino tras la reestructuración de la FEB. No parece un novato de la categoría, aunque su legado ya remarca que ha conseguido devolver el baloncesto en categoría nacional a Córdoba más de 14 años después. Y tras lo visto en estos primeros compases, lo cierto es que no parece que haya llegado ahí solo para pelear la permanencia. 

El plantel dirigido por Antonio Quintero ha resuelto la papeleta en estas tres primeras jornadas de competición en el Grupo A con importantes victorias sobre Mariscos Antón Cortegada (60-70), HGB Ausarta Barakaldo (59-56) y BF León (64-72). Un balance que sitúa al Milar Córdoba en la cuarta posición -relegado ahí debido a su estadística de puntos encajados- junto a otros tres equipos invictos. Eso sí, no solo el colectivo brilla, sino que en el terreno individual, hay una jugadora que está destacado por encima del resto. En efecto, Zsofia Licskai se ha erigido en este tramo como la principal arma ofensiva del equipo. Un verdadero manantial de puntos que ya encabeza la tabla clasificatoria individual, y que, por dicho rendimiento, ha recibido ya su primer galardón. 

Así, la pívot húngara, que aterrizó en el club en curso pasado como una ambiciosa apuesta por la promoción, ya que se trata de una jugadora con experiencia en Euroliga y Eurocup, está rindiendo al máximo nivel. Ya fue clave el pasado año, aunque en el actual, pese a haber subido la exigencia, sus prestaciones se han disparado a cotas mayúsculas. De este modo, en tan solo tres partidos disputados, Licskai promedia 21,3 puntos y 9 rebotes por partido. Sin duda, su carta de presentación liguera ya fue notable, con 19 puntos, 12 rebotes y 28 de valoración, aunque esta hoja de servicios vivió su actuación más notable hasta la fecha en el último choque ante las leonesas, en el que la jugadora se fue a los 28 puntos, 12 rebotes y 38 de valoración. Catapultada a lo más alto. 

Por todo ello, la Federación Española de Baloncesto decidió el pasado fin de semana otorgar el galardón a la jugadora más valiosa de la jornada a Zsofia Licskai. El primero de los muchos que se esperan, o al menos ese es el propósito. Y es que el Milar Córdoba ha conformado un juego interior que asusta, pues junto a la húngara se sitúa la ala-pívot internacional senegalesa Aya Traoré, que ya dejó igualmente testigo de su talento en la segunda jornada con 21 puntos. Con todo, “sé que los números llaman mucho la atención, pero sólo son el resultado del trabajo del staff y de mis compañeros, y aquí lo más importante es ganar”, valoró la deportista magiar en un vídeo emitido en las redes sociales del club. Eclosión personal al servicio de un sueño colectivo. 

Etiquetas
Publicado el
20 de octubre de 2021 - 05:20 h
stats