Los 15 de Scariolo: la selección española de baloncesto, uno a uno

Jugadores de la selección española durante un entrenamiento

El Palacio Municipal de Deportes de Vista Alegre se prepara para un acontecimiento histórico. 15 años después, el combinado nacional masculino de baloncesto disputará un encuentro en el recinto califa, y en este caso será, además, oficial para sus aspiraciones de estar en la Copa del Mundo 2023. Ucrania aguarda como rival para una selección española que ha convertido a la instalación capitalina en su centro de operaciones durante esta semana. La Ventana FIBA es el contexto marcado para equipo cargado de talento, pero también de mucha juventud. Y es que el técnico italiano, aprovechando estos compromisos en los que no se permite la incorporación de jugadores NBA o de Euroliga, ha vuelto a confeccionar un plantel de rostros conocidos en el panorama nacional, y cuya intención principal es continuar con el seguimiento de potenciales integrantes de futuras competiciones.

Así es como se ha configurado una lista que no ha estado exenta de movimientos. De hecho, en los días previos al inicio de la concentración se produjo la baja de Ferrán Bassas, en cuyo lugar entró Quino Colom, al tiempo que este mismo martes se conoció la lesión de Rubén Guerrero, que igualmente se ha visto obligado a abandonar la expedición. Por tanto, son 15 los jugadores que continúan a las órdenes del seleccionador nacional, en una plantilla con un marcado tono humilde dentro de las altas esferas de la ACB. Estos son los hombres de Scariolo:

Bases:

  • Quino Colom (Andorra La Vella, 1988) es el capitán de la selección y el más veterano de la convocatoria. Su inclusión se produjo a última hora tras la ausencia de Bassas, aunque ha sido en los últimos años un fijo para Scariolo en las ventanas. Con más 200 encuentros disputados en la ACB en equipos como Zaragoza, Fuenlabrada, Estudiantes, Bilbao, Valencia o Baskonia, su reputación le coloca como uno de los directores de juego más fiables del baloncesto español. Asimismo, cuenta también con experiencia en el extranjero. Su gran explosión llegó en las filas del UNICS Kazán ruso, aunque también ha defendido la elástica de otros clubes como el Estrella Roja o el AEK, su actual equipo. En su palmarés destaca el Mundial de 2019 obtenido con España en China.
  • Alberto Díaz (Málaga, 1994) es un base de 1.88 y que destaca, principalmente, por sus excelentes labores defensivas, aunque no ha dejado de crecer igualmente en sus aportaciones en ataque. Pertenece al Unicaja, donde ha militado durante la mayor parte de su carrera, aunque tuvo una doble estancia en Bilbao y Fuenlabrada entre 2013 y 2015, antes de asentarse definitivamente en el cuadro malagueño, con el que conquistó la Eurocup en la 2016-17, siendo nombrado además MVP del torneo continental.
  • Dani Pérez (L´Hospitalet de Llobregat, 1990) pertenece a una de las generaciones de directores de juego más talentosas de los últimos años en España, junto a Ricky Rubio y Álex Hernández. Forjado lejos de los focos, ha ido ganándose a base de fiabilidad y regularidad un puesto en la máxima categoría nacional, tras pasar por equipos como Palencia, Canarias u Oviedo. Actualmente milita en las filas del Manresa, uno de los equipos revelación del curso actual.

Escoltas:

  • Francis Alonso (Málaga, 1996) es hijo de jugador y uno de esos proyectos nacionales formados fuera de España. Tras destacar en las categorías de formación del Unicaja, el malagueño decidió marcharse a Estados Unidos, donde continuó compaginando sus estadios con el baloncesto. En la Universidad de Carolina del Norte en Greensboro completó su ciclo en la NCAA, batiendo marcas históricas para la entidad, lo cual le abrió las puertas de nuevo del club de su vida. Después de pasar un año cedido en Fuenlabrada, se ha ido consolidando en el Unicaja como un fiable tirador de perímetro.
  • Joan Sastre (Inca, 1991) es otro de los jugadores con más experiencia de la convocatoria de España. Fue en el Cajasol de Sevilla donde comenzó a hacerse un nombre en la ACB tras dejar atrás su etapa en las Islas Baleares. Posteriormente se consolidaría aún más en el Zaragoza y, principalmente, en Valencia, donde conquistó una liga (2017), una Supercopa (2017) y una Eurocup (2019). Asimismo, su buen rendimiento en el cuadro taronja le posibilitó participar con la selección en el Eurobasket de 2017, colgándose la medalla de bronce. A día de hoy forma parte del Lenovo Tenerife.
  • Josep Puerto (Almussafes, 1999) es el el único debutante en una convocatoria con el equipo nacional. Un fijo en las categorías de formación de la FEB. Forjado en el Valencia Basket, en cuyo primer equipo se ha asentado este mismo curso como uno de los mejores jóvenes de la Liga Endesa.

Aleros:

  • Xabi López-Arostegui (Getxo, 1997) es otro de los fijos de la selección española durante las ventanas. Además, su buen hacer en dichos compromisos le permitió ganarse ser el sustituto del lesionado Juancho Hernández de cara los Juegos Olímpicos de Tokio, donde España finalizó en sexta posición. Un jugador que creció de manera exponencial en el Joventut de Badalona, donde en la 2020-21 fue designado Mejor Alero de la Liga Endesa y miembro del Mejor Quinteto de la ACB. Este curso ha firmado por Valencia, siendo uno de sus referentes en el juego exterior.
  • Dani Díez (Madrid, 1993) forma parte de una de esas grandes generaciones surgidas en los últimos años de la cantera del Real Madrid, etapa en la que acumuló varias medallas en las categorías inferiores de la selección española. Asimismo, en 2015 fue nombrado Mejor Jugador Joven de la ACB y con el club blanco conquistó una Copa del Rey (2014) y una Supercopa (2013). Tras salir del club madridista se ha ido forjando una gran reputación en la Liga Endesa. De hecho, a día de hoy acumula una Eurocup con el Unicaja y una Copa Intercontinental con el Tenerife. Este curso se ha proclamado subcampeón de dicho torneo con el San Pablo Burgos, del que es uno de sus líderes.
  • Oriol Paulí (Girona, 1994) es otro alero de gran envergadura y que ha ido ganando peso gracias a sus labores defensivas y a sus espectaculares acciones jugando por encima del alero. De una enorme elasticidad, se trata de un jugador muy estético de ver. Ha desarrollado gran parte de su carrera en el Gran Canaria, donde conquistó la Supercopa de 2016, y a día de hoy defiende la elástica del Andorra.
  • Joel Parra (Barcelona, 2000) es el segundo más joven del grupo. Una de las grandes perlas surgidas de la prolífica cantera del Joventut, en el que se ha erigido como una de las caras visibles en el resurgir deportivo del club badalonés.
  • Jonathan Barreiro (A Coruña, 1995) ha vuelto a dar un paso importante en su carrera con su reciente fichaje por el Unicaja, donde se ha consolidado tras una buena etapa en el Zaragoza, que despuntó gracias a la aportación de jóvenes como Pradilla, Alocén o el propio Barreiro. El gallego es otro producto de la cantera madridista, donde completó un ciclo cargado de éxitos compartiendo generación con Luka Doncic.
  • Miquel Salvó (Vilanova i la Geltrú, 1994) se ha ido abriendo paso igualmente desde categorías LEB hasta hacerse un nombre en la máxima división nacional. Su gran eclosión deportiva se produjo en la filas del San Pablo Burgos, en el que contribuyó a la conquista de la Basketball Champions League y de la Copa Intercontinental. El pasado verano firmó por el Herbalife Gran Canaria.

Pívots:

  • Yankuba Sima (Girona, 1996) es uno de los líderes del Manresa de Pedro Martínez, que está completando un curso sobresaliente. El ala-pívot cuenta igualmente en su currículum con un periplo universitario en suelo estadounidense, concretamente en St. John's y Oklahoma State. Debutó con España en noviembre del pasado año, con unos promedios de 12,5 puntos y 7,5 rebotes en las victorias frente a Macedonia y Georgia.
  • Jaime Pradilla (Zaragoza, 2001) es el benjamín de la convocatoria de la selección. Internacional en categorías de formación, con un doble oro en sub 16 y sub 18, comenzó a destacar en la Liga Endesa con el club maño, aunque ha sido en las filas del Valencia Basket, su actual equipo, donde se ha reivindicado como uno de los grandes valores de futuro del baloncesto español.
  • Fran Guerra (Las Palmas de Gran Canaria, 1992) es, tras la marcha de Rubén Guerrero, el único pívot puro que queda en la convocatoria. Sus 214 centímetros de estatura le convierten en un jugador de gran intimidación bajo el aro, y un fructífero reboteador. Se ha asentado definitivamente en la ACB con el Lenovo Tenerife.
Etiquetas
stats